Perros de asistencia: una labor extraordinaria

En alguna ocasión os hemos hablado de los perros de terapia  y de la labor que realizan, en este post nos centraremos en los perros de asistencia, que también se conocen como perros de servicio. Un perro de asistencia es aquél que está especialmente entrenado para ayudar a las personas con alguna discapacidad física (motora, auditiva -perros “señal”- o visual –perros guía-, entre otras), en su vida diaria, contribuyendo a mejorar su autonomía y su bienestar, conviviendo con la persona que lo precisa las veinticuatro horas del día en su propia casa. Dentro de los perros de asistencia también encontramos a los denominados perros de “alerta médica”, que están específicamente entrenados para dar una alerta en el caso de personas que sufren diabetes o ataques de epilepsia, entre otras enfermedades.

El carácter adecuado es clave en su selección
Como todos los perros que tienen la gran responsabilidad de ayudarnos, los de asistencia deben mostrar desde temprana edad un temperamento afable, equilibrado, sociable, con gusto por el aprendizaje e inteligencia para adaptarse a diferentes entornos y situaciones. El carácter y las aptitudes del perro determinan su capacidad para comenzar el entrenamiento especializado.

Dependiendo del apoyo que van a prestar es posible también que el tamaño sea un factor a tener en cuenta. Cualquier perro que cumpla los requisitos antes citados podría convertirse a priori en un perro de servicio, aunque, con frecuencia, tanto el Golden Retriever como el Labrador Retriever suelen ser perros con gran presencia en esta actividad.

Un entrenamiento muy especializado
El entrenamiento de estos perros tan admirables debe ser impartido por instructores profesionales con formación adecuada, en organizaciones o centros reconocidos para estas competencias y de acuerdo a las normas legales vigentes.

Los perros de asistencia se convertirán en los ojos, los oídos y las manos de de las personas a las que van a facilitar su vida cotidiana; su entrenamiento es complejo y en constante perfección, por ello generalmente comienzan desde cachorros con la etapa de socialización para integrarse perfectamente en la sociedad y acostumbrase a ruidos, olores, personas, tráfico, etc. y el aprendizaje en obediencia y habilidades, todo mediante la motivación y el refuerzo positivo.

Poco a poco comienzan a realizar los ejercicios indicados según la tarea que vayan a desempeñar: guiar a personas con discapacidad visual, recoger objetos del suelo o acercarlos, abrir cajones, tirar de la silla, negociar bordillos, encender o apagar luces, abrir o cerrar puertas, arropar, ayudar a desvestir, dar aviso de que suena un teléfono o el timbre a personas con discapacidad auditiva, según las necesidades del usuario (como se denomina a su propietario en el argot profesional) al que van a dar soporte, el abanico de situaciones en las que el perro puede intervenir es casi infinito. En otro post abordaremos el trabajo de los perros de asistencia o de servicio que ayudan a los niños con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Asimismo es importante el beneficio emocional que su compañía y afecto proporciona a las personas que los requieren, ya que tienen la reconfortante sensación de que nunca se encuentra solas, siempre está su compañero canino dispuesto a ayudarles.

Perros de asistencia: una labor extraordinaria

Tras el aprendizaje con sus instructores, y previa solicitud y concesión, cada perro pasa a formar parte del hogar donde va a prestar sus servicios, comenzando entonces una etapa crucial en la que ambos deben conocerse bien, fomentar su vínculo y el usuario aprender el cuidado y manejo de su perro, que en realidad es una fase del aprendizaje constante en el día a día.

Valoración social y reconocimiento legal
Los perros de servicio gracias a sus méritos y a su valiosísimo trabajo son cada vez más conocidos, admirados y respetados por la sociedad, y se trabaja desde hace algunos años para regular y perfeccionar legalmente la posibilidad de acompañar a sus propietarios a cualquier parte que lo necesiten (transportes, hospitales, centros, hoteles, etc.).

Os indicamos algunos enlaces interesantes sobre este tema en los que se resalta y valora oficialmente la labor de estos perros y su derecho de acompañamiento:

Reciente disposición del BOE (6 de julio de 2017) de la Comunidad Autónoma de Canarias:
https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2017-7821

En Madrid:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Actualidad_FA&cid=1354405917304&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura

En Galicia:
http://www.xunta.gal/dog/Publicados/2003/20031231/Anuncio23AEE_es.html

 

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Boton-Contacto

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *