Perros urbanitas: 4 pautas para evitar el estrés

Vivir en una ciudad puede resultar a veces estresante para nosotros y también para nuestros perros, ya que en el entorno urbano los ruidos y estímulos visuales son constantes; por otra parte, la urbe nos ofrece oportunidades para realizar una buena socialización, y tener un perro activo y equilibrado.

1 Perros urbanitas: la socialización genera confianza y seguridad

El entorno en el que viven los perros es un factor importante para su bienestar emocional e influye en su conducta y comportamiento. Para los perros que viven en la ciudad, es esencial que desde cachorros se sientan lo más seguros y cómodos en la vida urbana, y desarrollen confianza en ese entorno, que es el van a conocer mejor, por cotidiano.

La socialización no es un «todo o nada». Se puede socializar a un cachorro un poco, mucho o muchísimo. Cuanto más amplia sea la gama de experiencias que conoce (entre las tres y doce semanas de edad es el momento en que los cachorros son más receptivos y aprenden nuevas experiencias), mayores son sus posibilidades de gestionar con éxito una amplia variedad de situaciones como adulto, sin embargo es importante comprender que este proceso se debe efectuar progresivamente y no por exponerle más horas a más estímulos el cachorro va a estar mejor socializado, ya que se puede sentir abrumado y esto le generará ansiedad y estrés.

La regla de oro con el cachorro en socialización es mantener una estrecha observación sobre su reacción a los estímulos que va recibiendo, de modo que podamos modificar el proceso en caso de que sienta miedo o fobia ante alguna situación, objeto o sonido.

Ver también: 5 trucos para socializar a tu cachorro 

2 Perros urbanitas: actividad física en lugares «dogfriendly»

Afortunadamente cada vez es más fácil encontrar espacios verdes y parques para perros en las ciudades y dado que todos precisan actividad física y momentos de juego cotidianos, para desarrollarse adecuadamente tanto física como emocionalmente y tener una buena calidad de vida, hay que aprovecharlos para disfrutar de momentos de enriquecimiento ambiental en la calle que les permitan expresar sus comportamientos naturales con el entorno y con otros perros, mantener su cuerpo activo y la mente bien estimulada, que les permita salir de un espacio pequeño como es el piso o apartamento, y de un entorno que les puede aburrir por falta de estímulos

Por supuesto podemos correr con nuestra mascota siempre que esté en óptimo estado de salud y en buena forma; que nos acompañe corriendo mientras vamos en bicicleta (con un entrenamiento previo para evitar riesgos), o en patines.

Además, existen numerosos deportes caninos con los que podremos divertirnos juntos y hacer ejercicio más tiempo, aprovechando el fin de semana.

Ver también: 8 deportes para practicar con tu perro

3 Los perros urbanitas necesitan jugar con otros perros

Esta es una de las actividades favoritas de los perros sociables y juguetones; no solo les permite expresar sus emociones, además gastan energía y son felices. Es importante saber que algunos perros son muy enérgicos, intensos y algo bruscos jugando y esto puede asustar a los propietarios de los demás perros. Conocer bien el lenguaje corporal de los perros nos ayuda a distinguir entre la actitud de juego y la de conflicto.

Ver también: 3 claves para comunicar con tu perro

 

4 Los perros urbanitas necesitan salir de la rutina

Para evitar la ansiedad y las conductas destructivas que genera el aburrimiento en los perros, es beneficioso considerar estas pautas:

-Alternar diferentes rutas: pasear siempre por los mismos lugares todos los días, puede resultar monótono para muchos perros, que no encontrarán estímulo en recorrer una y otra vez las mismas calles, plazas o parques. Suele dar buen resultado variar el recorrido por el que efectuamos los paseos cotidianos para que el perro se encuentre con nuevos sonidos, nuevos amigos caninos, olores diferentes e incentivos mentales desconocidos.

En el caso de los perros mayores o de aquellos que son reticentes a los cambios, mantener los hábitos y rutas de paseo les proporciona tranquilidad.

-Variar los juegos: no todos los perros disfrutan con los mismos juegos y aunque les guste mucho correr y traer la pelota, es aconsejable variar los juguetes o pedirles que realicen algunos sencillos ejercicios como pararse antes de cruzar la calle, sentarse o tumbarse; además esto estrecha el vínculo entre nosotros y nuestros perros mientras paseamos por la ciudad.

-El olfato activa el cerebro del perro, dejarle tiempo para que olfatee y explore es una buena manera de enriquecer su ocio, de darle confianza en ese espacio y de que lo registre como «familiar» y agradable para él.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

 

 

 

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.