¿Por qué son importantes los hidratos de carbono para tu perro?

3 cosas importantes sobre los hidratos de carbono

Cuando hablamos de la alimentación de los perros, a menudo las proteínas y las grasas se convierten en el centro de interés, sin embargo nutrientes como los carbohidratos también desempeñan un papel muy importante en su correcta nutrición, ya que constituyen una fuente de energía rápida para correr, saltar, moverse, etc. y de gran importancia para deportes anaeróbicos como es el caso del Agility.

Vamos a destacar 3 puntos claves que hay que conocer sobre la importancia de los hidratos de carbono para los perros.

1. Funciones de los carbohidratos
Los carbohidratos pueden ser de varios tipos. En general los clasificamos en carbohidratos simples ‒azúcares‒ y complejos como los almidones, que a menudo constituyen también una interesante fuente de fibra dietética. Los almidones son muy importantes para la fabricación de alimentos secos para perros y gatos, ya que son imprescindibles para constituir las conocidas ‘croquetas’ tras el proceso de cocción y expansión que técnicamente conocemos como extrusión. Gracias a la extrusión conseguimos incluir fuentes de proteína animal, grasas y otros nutrientes en las croquetas para conseguir un alimento completo y equilibrado.

Como sabemos, la principal fuente de energía en la alimentación de los perros proviene fundamentalmente de las grasas, aunque hay que destacar que los carbohidratos también son una importante fuente de energía. La energía aportada por estos se acumula en el organismo en forma de glucógeno en el hígado y en los músculos. Cuando un perro realiza un ejercicio explosivo de tipo anaeróbico, como por ejemplo una carrera corta y rápida o un salto, la energía se obtiene a través del glucógeno muscular. Cuando este se agota, si el ejercicio se repite varias veces, se libera glucógeno hepático hacia el torrente sanguíneo para reponer el glucógeno muscular consumido. Las reservas de glucógeno a nivel muscular y hepático no son infinitas, por ello cuando se agotan ambas el organismo las repone mediante procesos metabólicos complejos. En perros que necesitan realizar esfuerzos explosivos en determinados deportes de resistencia tras haber agotado las reservas de glucógeno, por ejemplo, en un sprint final tras una larga carrera de mushing, es útil suministrar soluciones glucosadas que aportan energía rápida, casi inmediata para los músculos.

Las demandas energéticas varían según la etapa vital del perro, su estado fisiológico o de su modo de vida (si practica deporte, realiza mucho ejercicio o bien es sedentario). Dado que el organismo solo almacena una cantidad limitada, en forma de glucógeno, si el consumo de carbohidratos supera las necesidades energéticas de nuestro perro esto puede favorecer el sobrepeso y la obesidad.

Además, de su función energética, los carbohidratos favorecen la salud del tracto intestinal, esto es muy importante en nutrición canina y por ello se utilizan los fructoligosacáridos (FOS) como prebióticos para favorecer una flora intestinal saludable con lactobacilos y bifidobacterias, y los mananoligosacáridos (MOS) como potenciadores del sistema inmune a nivel intestinal que favorecen la eliminación de bacterias patógenas evitando su adhesión a las microvellosidades intestinales.

3 cosas importantes sobre los hidratos de carbono

2. El efecto “ahorro” de proteínas: imprescindible.
En la correcta alimentación del perro todos los nutrientes deben tener un equilibrio para conseguir la máxima eficacia y deberían ser contemplados en su conjunto, no aisladamente. Por ejemplo,  si el aporte de hidratos de carbono y grasas es insuficiente, el cuerpo del perro se verá obligado a convertir la proteína en otra fuente de energía, transformándola en glucosa. En consecuencia, estas proteínas ya no estarían disponibles para la formación y el mantenimiento de los tejidos corporales magros y en las diferentes funciones metabólicas en las que están implicadas. Como vemos, el contenido adecuado de hidratos de carbono es fundamental en la formulación del alimento para el perro.

3. Cuidar la digestibilidad.
Se trata de un criterio importante, ya que repercute en la salud y el bienestar de nuestro perro. Por ello, la fuente de carbohidratos debe ser fácil de digerir para el perro, como el arroz, por su altísima digestibilidad.

El índice glucémico que viene determinado por el nivel de glucosa en sangre que se alcanza tras la digestión de algunos carbohidratos puede ser crítico en algunos casos como en perros diabéticos. En este caso debemos tener cuidado de incluir fuentes de almidón con bajo índice glucémico como los tubérculos o algunas leguminosas.

En resumen, los carbohidratos son nutrientes fundamentales en nutrición canina y debemos tener en cuenta sus ventajas e inconvenientes en las dietas de nuestras mascotas.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *