La Obediencia Canina, un deporte muy beneficioso para tu perro

Practicar deportes y actividades con nuestros perros es una realidad ya imparable entre numerosos aficionados, que desean compartir tiempo libre, ejercicio y reforzar los vínculos con sus compañeros. Este tipo de actividades promueven la socialización, la salud y el equilibro del perro, y son cada vez más visibles y valoradas en nuestra sociedad. Existen diversas modalidades y reglamentos para practicar este deporte, en esta entrada os hablamos de unas de las más seguidas: la Obediencia Clase Internacional (OCI). Perros bien educados, alegres y con gran seguridad en sí mismos 

¿En qué consiste este deporte?
La Obediencia Clase Internacional (OCI) tiene como objetivo conseguir que el perro desarrolle junto a su guía una serie de ejercicios en perfecta compenetración y complicidad con él y con la mayor precisión posible. La comunicación entre ambos debe, por tanto, ser excelente. Es una modalidad perfecta para perros de carácter alegre, con gusto por el juego, vivaces y con enormes ganas de aprender y relacionarse con otros perros y personas.

Como en todos los deportes, existen diversos niveles de dificultad que se deben ir superando gracias al entrenamiento adecuado y a la práctica regular. Se trata de un programa deportivo que anima a los propietarios y aficionados a establecer una magnífica relación con su perro, y que resulta muy positivo para, mediante el juego y la paciencia, conseguir que nuestro amigo esté bien educado, se ejercite tanto física como mentalmente y que la relación con su guía y con las demás personas sea agradable y equilibrada.

¡Vamos a conocerles de la mano de un experto!
En esta ocasión tenemos la suerte de entrevistar a un guía experimentado y apasionado de este deporte: José Saenz, Responsable del Grupo de Trabajo Clickandog, de Madrid, que lleva practicándolo desde 2007. Ha formado parte del Equipo Nacional de Obediencia  en los Campeonatos del Mundo de Obediencia celebrados en Finlandia en 2014 y en Italia en 2015. Aunque ha tenido perros de distintas razas,  en la actualidad es el propietario de  tres Border Collie: Jolie, le siguió Neo y Julieta la última en llegar al hogar “con ella ya hemos obtenido el Certificado de Obediencia Básica y Social, con una calificación de excelente, para poder acceder a la Clase 1 de Obediencia”.

La Obediencia Canina, un deporte muy beneficioso para tu perro
José Saenz practicando con uno de sus Borders. Foto Ana Lucía Herraiz

¿Qué te atrajo de este deporte para iniciarte en él?
Lo que me atrajo fue el poder seguir evolucionando en mi aprendizaje como educador. Observé que había que “construir” unos ejercicios concretos y luego realizarlos en la competición donde no se puede contar con la ayuda de comida ni juguetes, y eso me hizo interesarme por aprender cómo podría lograr llevar a cabo eso.

Por aquel entonces me encontraba realizando un curso de entrenadores y coincidí con varios amantes de los perros quienes habían empezado a practicar una disciplina que acababa de introducirse en España. Me gustó ver el ambiente que había en compañía de otros entrenadores, ver que cada uno tenía unas capacidades y visiones diferentes en la educación, y que se ayudaban entre todos; y por otro lado, y siempre importante, tenía la oportunidad de pasar más tiempo haciendo lo que más me gustaba: disfrutar con los perros.

Tus perros son perros de familia, de casa, ¿verdad?
Sí, por supuesto: mis perros son tres miembros más de la familia. Para mí un perro es un compañero con el que aprendo y disfruto de cada momento del día  y con el que, además, comparto nuestras participaciones en competiciones deportivas. Es imprescindible que para que exista una perfecta compenetración entre el guía y su perro, ambos pasen mucho tiempo juntos y disfruten de actividades en común.

Ellos viven en mi hogar como uno más, han aprendido o adquirido el hábito de estar tranquilos dentro de casa. Muchas personas me preguntan cómo puedo tener tres Border Collie con lo activos que son dentro de casa, y sí, sé que son activos, pero cuando practicas una disciplina deportiva o simplemente realizas una actividad adecuada con ellos, descargan la energía y no la emplean en “hacer de las suyas”, como cualquier otra raza.

¿Cómo empezaste a educarles?
Comienzo su educación desde que son pequeños con el entrenamiento de cosas muy básicas, que luego nos ayudarán en el futuro, en esta etapa intento que conozcan diferentes ambientes y situaciones para socializarles, pero sin que sea una obsesión para mí: no los llevo todos los días al aeropuerto ni al centro comercial, ya que para ellos resultaría estresante y necesitan su tiempo de descanso para asimilar esas situaciones novedosas. Pero sí aprovecho momentos puntuales para mostrarles distintos ambientes, más tranquilos y más movidos, para que todas estas experiencias sean positivas para ellos.

Luego el entrenamiento lo marca cada perro: unos son más rápidos que otros en su aprendizaje, a lo que añadiría que debemos ir entrenando poco a poco y a diario, aunque sean cinco minutos al día.  Las personas aprendemos día a día, pues ellos igual, no dejan de aprender de las experiencias vividas y como buenos propietarios debemos de ser capaces de tener un perro que sea estable y conviva con nosotros de manera tranquila.

En mi opinión todos y cada uno de los ejercicios tienen su dificultad, entrenar sus partes es fácil lo más difícil es juntar el puzzle de pequeños comportamientos y generalizarlos en distintas situaciones. Todo entrenamiento radica en la capacidad del guía de realizar una planificación de los entrenamientos y llevarlos a cabo correctamente.

La Obediencia Canina, un deporte muy beneficioso para tu perro
Preparado para la competición. Foto: Belén Morón.

¿Qué ejercicios les resultan más fáciles y cuáles crees que son los más difíciles en OCI?
Algunos guías estamos teniendo dificultades en un ejercicio que acaba de modificarse recientemente en el reglamento, este ejercicio es conocido comúnmente como “box”.
En el reglamento anterior este ejercicio incluía el envío del perro hacia un cono situado a 10 metros, teniendo que realizar una parada en un radio de dos metros de ese marcador o cono, para posteriormente enviarlo a un cuadrado de 3×3 metros, terminando el mismo con una llamada; en la actualidad ese cono lo han suprimido, añadiéndole la dificultad de que ahora el perro no tiene ninguna referencia para ir recto. Por ello algunos perros que compiten están realizando estos envíos no trazando una línea recta con el riesgo de quedarse fuera del radio de dos metros que marca el reglamento.

Por ello podemos decir que cuando un perro tiene unos comportamientos y tendencias adquiridas, es un poco más difícil, ya que hay que modificar un comportamiento ya consolidado. Aquí es cuando el educador tiene que pararse a pensar para marcar una pautas, para poder enseñar nuevamente un comportamiento y evitar estas posibles tendencias del perro, que te pueden hacer perder muchos puntos en una competición.

Pero no se trata tanto de la dificultad como de la capacidad de resolución del guía para cambiar una conducta no deseada a una deseada. Esto es lo bonito de las disciplinas deportivas, que siempre hay que estar actualizándose y resolviendo posibles fallos en el entrenamiento para conseguir un gran trabajo.

La Obediencia Canina, un deporte muy beneficioso para tu perro

Para competir en plena forma ¿Cuánto tiempo sueles entrenar y con qué regularidad?, ¿Necesitan algún cuidado específico?
Para competir no hay otra receta que entrenar.  Si quieres competir y obtener resultados positivos, hay que entrenar, dedicarle un poco más de tiempo, y con estos entrenamientos ayudarás a tu perro a estar mejor en todos los aspectos:  física y psicológicamente.

En mi caso, intento entrenar todos los días veinte o treinta minutos con cada uno de mis Border, aunque no siempre me es posible. Creo que entrenando tres días a la semana bien, se obtendrían resultados positivos, siempre y cuando se haga un entrenamiento correcto. No se trata de las horas de entreno, sino de la calidad de los entrenamientos, y como todo debemos tener periodos de descanso.

En cuanto al cuidado  todo va en función del perro y nivel su actividad: a mayor intensidad de actividad  requieren de más cuidados. Para mí es primordial una buena alimentación y un chequeo anual para comprobar que está en perfecto estado de salud.

El mundo del perro está en constante evolución, y ya podemos contar con tratamientos de fisioterapia, hidroterapia, acupuntura, etc… para cuidar perfectamente de nuestras mascotas y cada vez más observamos en las competiciones a los guías, darle mucha importancia a los calentamientos y estiramientos antes y después de competir.  Claramente la preocupación por el perro está avanzando, y les procuramos los cuidados de un atleta, con el fin de prevenir lesiones y promover siempre su bienestar. Este es un aspecto básico para las personas que practicamos deportes con nuestros perros.

¿Qué beneficios crees que aporta a cualquier persona que tenga un perro y quiera animarse a aprender OCI? ¿Como experto, qué le recomendarías?
Cualquier disciplina o actividad con nuestra mascota sea la que sea, tiene muchos beneficios, sobre todo en la relación o vínculo con ella, mejorando de este modo la comunicación con el perro, para terminar formando un gran equipo.

Casi todos los perros pueden practicar actividades o disciplinas, ya que hay un gran abanico de posibilidades y para todos los niveles. Independientemente de que nuestro perro sea de una u otra raza puede realizar actividad deportiva, y que al igual que los atletas humanos eligen a qué distancia saben que pueden llegar a correr, nosotros podemos marcarnos nuestro nivel con nuestro perro, siempre velando por su bienestar y salud,  e ir evolucionando poco a poco. En la actualidad hay perros de todas las razas trabajando en las distintas disciplinas deportivas que hay con perros, obediencia, Agility, Búsqueda, Canicross, etc. ¡Os animo a probar alguna de ellas!

Aunque yo recomendaría que antes de practicar Obediencia Clase Internacional o cualquier otra disciplina, para mí es fundamental que haya una obediencia básica, ya que si no somos capaces de realizar ejercicios básicos, difícilmente nos podemos plantear la posibilidad de realizar otras actividades más complejas como puede ser competir. A lo que añadiría cuando escucho, eso es muy difícil, mi respuesta es no, simplemente hay que tener conocimientos de educación y dedicarle tiempo a nuestra mascota.

Si queréis realizar cualquier actividad con vuestro perro, os animo a que os informéis bien,  gracias a las redes sociales podemos ver qué actividad nos gusta más o se adapta mejor a las características de nuestro perro. Y una vez puestos en contacto con un profesional, ya bien sea en centros caninos o en los distintos grupos o clubs de trabajo que existen en toda España, podremos adquirir los conocimientos necesarios para conseguir practicar cualquier disciplina que nos propongamos.

 

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *