El mastín del Pirineo

El mastín del Pirineo es una raza gigante, de las más grandes del mundo, originaria del Pirineo Aragonés. Está incluida por la FCI dentro del grupo 2, sección 2,  molosoides del tipo montaña.

Durante mucho tiempo, la labor de estos perros fue proteger de los ataques de los lobos y acompañar a los rebaños en sus recorridos trashumantes. Tras la Guerra Civil española, estuvo prácticamente al borde de la desaparición y, a partir de los años 70, se comenzó a trabajar en su recuperación, gracias a los escasos ejemplares que quedaban, creándose en 1977 el Club del mastín del Pirineo de España.

El peso de los machos ronda los 80 kg y su altura debe de ser no menor de 80 cm a la cruz. Para las hembras el peso está en torno a los 70 kg y su altura debe ser no menor a 78 cm. Es una raza poderosa y musculada, bien proporcionada y de esqueleto compacto.

Con ojos almendrados y de color avellana, orejas caídas de tamaño mediano. Su pelaje es cerdoso, grueso y medianamente largo, en el cuello, detrás de las extremidades, el vientre y el penacho de la cola, éste es más  largo. Es principalmente de color blanco, y presenta manchas irregulares distribuidas por todo el cuerpo del mismo color de la máscara que les caracteriza.

Su carácter es tranquilo y afectuoso, pero puede ser feroz y es muy valiente ante situaciones de peligro o personas desconocidas.  En lo referente a las relaciones con otros perros, es sociable y consciente de su poderío físico.

Es una raza que goza de una excelente salud, aunque su tamaño determina ciertos cuidados en cuanto a la alimentación, que ha de ser adaptada a su talla cuando es adulto y a mantener una velocidad de crecimiento óptima y armoniosa cuando es cachorro. Por conformación y profundidad de tórax son propensos a sufrir torsión de estómago, por lo que es necesario adoptar las precauciones necesarias para evitarla. Son sensibles a sufrir  también ciertas afecciones oculares congénitas, como atrofia de retina, ectropión –eversión del párpado hacia afuera, con lo que el ojo queda al descubierto–  y entropión –inversión del párpado hacia dentro–. No debemos olvidar que su tamaño y peso puede propiciar también la aparición de ciertos trastornos del aparato locomotor, como artrosis o displasia de cadera.

Para conocer más sobre el mastín del Pirineo puedes consultar su estándar en la página web de la Real Sociedad Canina de España en el siguiente enlace http://www.rsce.es/web/index.php?option=com_content&task=view&id=1519&Itemid=289 y toda la información que necesitas en la  web del Club del Mastín del Pirineo de España www.cmpe.net

 

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *