Dentro de una carrera de mushing. Femundløpet

La Femundløpet es una carrera de mushing de larga distancia que parte cada final de enero desde Røros, localidad situada en el centro de Noruega, y que este año 2014  ha celebrado su XXV aniversario. Se celebra en tres categorías diferentes en las que participan mushers venidos de todo el mundo. En la modalidad más larga, 600 km, se compite con un tiro de doce perros, recorriendo ocho checkpoints o puntos de control. En la de 400 km, el tiro está compuesto por ocho perros, pasando por cinco checkpoints. Desde el 2012 existe la categoría junior, para jóvenes mushers de edades comprendidas entre los 15 y 17 años, que recorren 200 km con sus seis perros y pasan por dos checkpoints.

Todas ellas son seguidas con gran expectación y cobertura mediática, y una compleja organización comienza a trabajar meses antes para que todo salga a la perfección. Cerca de dos mil perros participan anualmente.

La Femundløpet es un gran desafío donde  mushers y  perros se enfrentan a todos los elementos de la naturaleza: temperaturas de menos 40 º C, vientos fuertes, tormentas de nieve, estrechos senderos y kilómetros cuesta arriba donde los mushers deben ayudar a los perros. A ello hay que sumar largas noches de cansancio e insomnio de pie en la parte trasera del trineo.

Antes del inicio de la carrera tiene lugar un banquete y ceremonia de apertura, durante la cual es encendida la “Red Lantern”, un farolillo rojo que esa misma noche es colgado en la línea de meta, el cual el último equipo en llegar se encargará de apagar.

Se celebran al día siguiente tanto el “Musher Meeting”,  donde los mushers son informados de las normas vigentes para la  edición de ese año, como el “Veterinary Symposium”, en el que se plantean las estrategias de trabajo, tratamiento para los perros que lo precisen y distribución del equipo veterinario en los puntos de control a lo largo de la carrera.

DSCF5201

Tras los precheckings y la comprobación de documentación sanitaria se realiza la salida, a lo largo de dos días. Los equipos recorren la distancia entre los checkpoints, puntos habilitados para descansar y comer y donde todos y cada uno de los perros son revisados por el equipo de veterinarios de la carrera, que determina si su estado de salud es óptimo para continuar, o por el contrario deben ser retirados de la competición y tratados médicamente. Al tratarse de una carrera de larga distancia, no por etapas, cada musher decide cuánto tiempo pasa en  cada checkpoint, excepto en dos de ellos, donde es obligatorio un descanso de ocho horas.

Cada punto de control tiene asimismo un responsable, que está en constante comunicación con el Race Marshall (jefe de la carrera), el jefe del equipo veterinario y sus integrantes. Las condiciones climáticas y de la competición pueden cambiar en cualquier momento y es importante una comunicación fluida entre todos los integrantes de la Femundløpet.

Un grupo de aproximadamente veinte veterinarios de distintas nacionalidades, especialmente preparados, y cinco asistentes velan cada año por la salud de los perros participantes, dirigidos por un head veterinarian que organiza, distribuye el trabajo y sigue la carrera durante todo su trayecto. Entre veterinarios y mushers siempre existe un diálogo de respeto mutuo y ambos toman sus decisiones en el interés exclusivo de la salud y bienestar de los perros.

DSCF5217 (1)

El papel del handler o asistente es fundamental en la ayuda al musher durante la competición, y deben conocer también las normas vigentes en cada edición. Tiene absolutamente prohibido tocar a los perros o nada que esté dentro del trineo. Las reglas de la Femundløpet permiten una asistencia que se limita a la ayuda del musher, depósito de equipo adicional en las áreas designadas, velar por el equipo cuando el musher esté durmiendo y cuidar de los perros retirados de la carrera.

A lo largo de cinco intensos días mushers, handlers, veterinarios y voluntarios trabajan sin descanso y conviven en un ambiente de absoluta deportividad, compañerismo y respeto a los perros participantes, que rematan con una emocionante ceremonia de clausura y cuando el último equipo en cruzar la línea de meta apaga la “Red Lantern”… hasta la próxima Femundløpet.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *