6 consejos para ayudar a perros con miedo a los fuegos artificiales

En estas fechas, nuestros perros están expuestos a un estrés mayor. La agitación, el cambio en la rutina, las visitas pero, sobre todo, los ruidos fuertes producidos por fuegos artificiales o petardos pueden representar un grave problema para él.

El miedo siempre produce una respuesta adaptativa que conduce a nuestro perro a escapar de una posible amenaza a su seguridad. En estado natural, se trata de un reflejo útil para salvar su vida. Esto no es necesario para los animales domésticos, pero ciertas situaciones generadoras de miedo o pánico pueden llevar a dichas respuestas y comportamientos que en ocasiones pueden llegar a ser perjudiciales para él.

El miedo a los fuegos artificiales y los ruidos fuertes en general, es común en perros y otros animales. En el caso de los fuegos artificiales, puede que no sea solo el ruido que cause el problema, sino también el destello de luz que lo acompaña. Algunos perros están tan asustados que se pueden hacer daño en un intento de huida o búsqueda de protección, mostrar agresividad o escapar y correr el riesgo de atropello o extravío.

Estos 6 consejos le ayudarán a sobrellevar estas fechas.

1-Dejemos a nuestro perro en casa y en lugar seguro para él: minimizaremos el riesgo de huida y el nivel de estrés.
2-Cerremos puertas y ventanas: cerrando todas las puertas y ventanas o incluso poniendo música de fondo amortiguaremos el ruido exterior y se sentirá más tranquilo.
3-Bajar persianas o echar las cortinas: de este modo atenuamos las luces intermitentes, que también pueden ser causa de estrés añadido al ruido.

0007640716Q-849x565

4-¡Aseguremos su identificación! hemos hablado anteriormente de la importancia del microchipado de los perros, que además es obligatorio. Es recomendable utilizar una etiqueta o placa de identificación para facilitar su localización en caso de que se pierdan.
5-Proporcionémosle distracción: tratemos de distraer a nuestra mascota con juguetes, golosinas para masticar o incluso un compañero tranquilo para desviar su atención de lo que pueda asustarle en el exterior.
6-Acudamos a nuestro veterinario: si nuestro perro muestra fobias al ruido, a las tormentas, etc., y no somos capaces de controlar las alteraciones en su comportamiento y el estrés que acarrean para él, debemos acudir a nuestro veterinario, el cual nos indicará la pauta de corrección o medicación en caso de ser necesaria.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *