Una veterinaria en el campeonato de mushing tierra en Boborás

El trabajo inherente a la organización de un evento deportivo como el Campeonato de España de mushing tierra, que ha tenido lugar en diciembre, comienza mucho, mucho antes de su celebración.

La elección del lugar, el circuito, trazado del mismo, permisos, organización del trabajo en equipo del elevado número de personas implicadas, es una tarea complicada que se intensifica aún más en los días de la celebración.

Es necesario también habilitar un espacio para los controles por parte del equipo veterinario, que comienzan normalmente la tarde del día anterior y a tempranas horas el primer día del Campeonato, antes de la salida del primer participante.

El control veterinario en el campeonato de mushing tierra de Boborás

Y, como ya es casi costumbre decir, ¡comienza el rock & roll! Se abre el control veterinario para la inspección de la documentación de cada equipo y cada perro participante. También se hacen visitas a los equipos acampados en el steak out para comprobar el buen estado de los perros participantes, sus condiciones de alojamiento, y, por supuesto, ofrecer la ayuda precisa en caso necesario. Comienza el movimiento, y los perros presienten la inminencia del inicio de la prueba.

Prisas, ajustes de última hora, veterinarios y técnicos nos preparamos en la salida y en la llegada, y consultamos constantemente las condiciones meteorológicas deseando la estabilidad térmica y de humedad, así como la ausencia de lluvia. El comentarista comienza la retransmisión del Campeonato en streaming y mushers y perros, por orden de categoría y salida, están ya preparados para competir en este campeonato.

Los participantes en el campeonato de mushing tierra de Boborás

Carros de 6 y 4 perros, vehículos de 2, participantes en bikejoring, patín, canicross… todos van pasando por la línea de meta donde los veterinarios controlan el número de microchip de estos atletas caninos, y se ocupan de aquellos que llegan más cansados, se recuperan más lentamente o han sufrido alguna incidencia. Afortunadamente, este último caso es el menos frecuente. De la misma manera, hay presencia veterinaria en la salida para la seguridad de los participantes y el reporte de cualquier incidencia.

Llegamos ‘sanos y salvos’ al final del primer día, pero el trabajo continúa en lo que a la labor organizativa se refiere. Inmediatamente se comienza a preparar la jornada siguiente: la segunda manga.

Ya con orden de salida según los primeros resultados, con las primeras luces de la mañana inicia la segunda fase del campeonato. De nuevo todos nos preparamos: organizadores, mushers, perros y equipo veterinario, que se distribuye entre la salida y la llegada.

Esta vez, el clima no acompaña, y, al aumentar la temperatura y la humedad, y dado el cansancio de algunos perros participantes al llegar a meta, se opta por acortar el circuito. Este tipo de decisiones son necesarias para garantizar la seguridad de los participantes.

Sin incidencias, el Campeonato llega a su fin. Es el momento del anuncio de los ganadores y su subida al pódium para recoger su trofeo. Es el momento de la celebración.

Para nosotros, para los veterinarios presentes en la prueba, el mejor trofeo es que todos los perros participantes hayan terminado el Campeonato sin ningún problema, el haber ayudado a aquellos que presentaron alguna incidencia y comprobar que, año tras año, el espíritu deportivo y el cuidado especializado de estos verdaderos atletas crece cada vez más.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar 

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

 

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *