Tipos de cepillos y peines para perros

El aseo y mantenimiento del pelo de tu perro es muy importante para su bienestar y comodidad. Hay que realizarlo regularmente durante todo el año, pero en pleno periodo de muda, y con el verano asomando, se hace vital. Os orientamos sobre los diferentes tipos de peines y cepillos para perros, para facilitaros la elección.

Cepillos para todos los tipos de pelo
Afortunadamente, en el mercado encontraréis una infinidad de tipos de cepillos con la forma y tamaño que más cómodo de manejar os resulte: cuadrados, ovalados, rectangulares, cilíndricos, etc. También se presentan con diferentes longitudes y durezas de las púas para adaptarse a la textura y características del pelo de vuestra mascota: liso, ondulado, áspero, rizado, largo o muy largo. Los materiales con los que se fabrican también influyen: pueden ser de cerdas naturales, de nailon o mixtos de ambas. Asimismo encontraréis cepillos que por una cara tienen un tipo de púas y por el otro lado otras, para que con un solo artículo tengáis más posibilidades. Hay que cepillar sin darle tirones al perro, suave pero profundamente.

Las populares cardas: versátiles y eficaces
Seguramente muchos de vosotros conoceréis este tipo de peine y probablemente lo tendréis en casa. Es un tipo de cepillo cuya base suele ser de forma cuadrada o rectangular con multitud de finas púas levemente curvadas en su extremo, terminadas o no en diminutas bolitas. Existe una gran variedad de cardas para acomodarse al tipo de pelo de vuestro perro.

Su uso más común es el desenredado del pelaje, y para facilitar el peinado tras el baño: peinamos con la carda mientras con la otra mano lo vamos secando con el secador. También elimina el pelo muerto, pero de manera superficial, y ¡cómo no! se utiliza para cepillar el pelo de longitud media y larga.

Si vuestro perro tiene el pelo sedoso o es un cachorrito es mejor escoger una carda suave. Si queréis un cepillo específico para un cuidado extra para este tipo de pelo largo, delicado o fino, los profesionales y aficionados más expertos suelen utilizar los conocidos como “cepillos de mantequilla”, que tienen las púas extra suaves y son muy ligeros y cómodos de manejar.

tipos de cepillos y peines para perros

Pelo muerto: los útiles indicados para las mudas
En pleno periodo de muda hay que emplearse para ayudar a nuestro perro a deshacerse del pelo muerto, así estará más cómodo y fresco. Para ello contamos con diferentes tipos de peines y cepillos que nos resultarán eficaces. El clásico rastrillo es uno de ellos. Es fácil de manejar, pero prestad atención a no utilizarlo con demasiada fuerza. Gracias a sus púas rígidas y gruesas es ideal para el mantenimiento de pelajes espesos y de subpelo abundante y denso, como el Pastor Alemán o los perros nórdicos.

Recientemente se han popularizado los “deslanadores”, que son innovadores útiles de peluquería canina. Combinan el efecto peine con otro ligeramente cortante mediante sus púas con filo. Pueden ser adecuados si queréis retirar una abundante cantidad de pelo muerto o de textura muy lanosa y tupida.

Si os decidís por este tipo de utensilio, es aconsejable que recibáis asesoramiento de un profesional peluquero, ya que no suele ser conveniente utilizarlo con una frecuencia exagerada para no retirar demasiado pelo, y por supuesto se debe pasar sobre su manto suavemente, sin hacer fuerza, y siempre en perros adultos.

Un buen peine: imprescindible
Un peine de calidad os será útil en multitud de momentos en el cuidado del pelo de vuestro perro: para desenredar en profundidad, ayudar a abrir los nudos, y pasarlo como toque final para dejar el pelo perfecto tras el cepillado. También es esencial para recogerle mechones del pelo, si lo hacéis normalmente, como por ejemplo la característica coletita del Yorkshire o del Shih Tzu (que además evita que el pelo de la frente le moleste o le irrite los ojos). Si es posible siempre mejor adquirir uno de metal (que es más respetuoso con la piel y el pelo) que de plástico. 

Pelo corto: también hay que tenerlo bien lustroso
Los perros de pelo corto tienen un mantenimiento muy sencillo y que no os ocupará mucho tiempo, pero hay que procurarles estos cuidados. Con un cepillo o manopla de goma o caucho retiraréis la suciedad y el pelo muerto de su manto ¡y a la vez reciben un beneficioso masaje!

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *