Cómo cuidar de un perro mayor. Todas las claves.

Es difícil admitir que nuestro perro está envejeciendo. El tiempo pasa más rápido para nuestro amigo que para nosotros, y debemos ser conscientes de ello. Lo mejor que podemos hacer es admitir que pronto necesitará unos cuidados especiales, estar atentos a los cambios que se presentarán y concentrarnos en mejorar y mantener su calidad de vida. Para ello os sugerimos 10 puntos clave para la gestión y estilo de vida de nuestro perro mayor.

1. Mejorar la accesibilidad y maniobrabilidad del perro en casa
La utilización de rampas que le ayuden a acceder a lugares elevados, a cruzar puertas, y superficies antideslizantes que favorezcan que camine con mayor estabilidad ayudarán a nuestro amigo a moverse más seguro por nuestra casa.

2. Adaptar el acceso a nuestro vehículo
Si a nuestro perro mayor le gusta viajar con nosotros y acompañarnos en el coche, la edad y restricción de movilidad pueden resultar un problema a la hora de acceder al mismo. Una rampa plegable y antideslizante le ayudará a subir y bajar con comodidad.

3.Viajemos seguros
Que nuestro perro sea mayor no significa que no deba utilizar métodos de contención a la hora de viajar. Arneses o cinturones de seguridad especialmente acolchados son una magnífica y cómoda opción.

4. Proporcionémosle un ejercicio regular
Esto se hace cada vez más importante a medida que nuestro perro envejece. La moderación es la clave. Caminatas regulares y paseos ayudan a mantener los músculos de nuestro amigo fuertes y sus articulaciones flexibles, prevenimos la obesidad, estimulamos el apetito y mejoramos su estado de ánimo al evitar la ansiedad y el aburrimiento.

5. Proporcionemos una buena protección de las inclemencias meteorológicas
El malestar con el clima puede surgir en edades avanzadas, incluso si no ha tenido nunca un problema con el calor o el frío antes. En invierno, se puede beneficiar de un abrigo  o un impermeable que lo resguarde del frío y la humedad. En el verano, nos aseguraremos de que nuestro perro pueda acceder a la sombra y tenga agua fresca. Hay abrigos y mantas de refrigeración en el mercado que le proporcionarán alivio en el caso de altas temperaturas.

 6. Adaptemos su cama
Es la hora de considerar una cama ortopédica que alivie la presión sobre sus articulaciones o una cama gruesa, caliente y que le aísle de la humedad y frío del suelo.

  7. Terapia de apoyo frente a los problemas de movimiento
Un tratamiento multidisciplinar, compuesto por un protocolo de terapia física, tratamiento nutricional o medicamentoso en caso de ser necesario, le ayudará a luchar frente al avance del desgaste articular y la artrosis.

  8. La nutrición es salud
Ya hemos hablado en ocasiones de la necesidad de adaptar su alimentación a esta etapa de su vida. Nuestro veterinario nos recomendará qué dieta es la más apropiada para él en base a su estado de salud. 

9.Control de peso
Es fundamental mantener a nuestro amigo en un peso adecuado. Además de los riesgos metabólicos, el sobrepeso supone sobrecarga articular, renuencia al ejercicio y no debemos olvidar que la grasa posee un potencial inflamatorio que debemos evitar manteniéndola a raya. 

perro mayor higiene

10. Cuidemos su higiene
Muchos perros mayores tienen problemas a la hora de hacer sus necesidades, y ello puede llevar a una higiene deficiente, con las consiguientes irritaciones e infecciones. Insistamos en su limpieza y mantengámoslo lo más fresco y cómodo posible.

Siguiendo estos 10 sencillos pasos, nuestro amigo disfrutará de una “edad de oro” repleta de salud.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *