¿Tu yorkshire tose mucho? puede tener colapso traqueal

El colapso traqueal es una patología que puede afectar a todos los perros, aunque lo hace principalmente a los de razas pequeñas como el pomerania, caniche toy, maltés, carlino, shih tzu o chihuahua, entre otros, siendo especialmente frecuente en el yorkshire terrier.

Aunque puede presentarse a cualquier edad, suele ser más habitual que se manifieste a partir de los cuatro o cinco años de edad del perro.

Este trastorno va apareciendo progresivamente hasta hacerse crónico y no tiene tratamiento, sí se pueden paliar los síntomas en los casos leves y ayudar a tu perro a tener una buena calidad de vida.

Qué es un colapso traqueal en los perros

La tráquea es una estructura tubular semirrígida y ligeramente flexible (como el tubo de una aspiradora) que conecta la laringe con los bronquios, está formada por anillos cartilaginosos en forma de `C ´, unidos entre sí por ligamentos anulares y dorsalmente por la membrana dorsal.

Su función es permitir el paso del aire desde el exterior hasta los pulmones cuando el perro lo inspira y viceversa, al exhalarlo.

El colapso de tráquea se produce cuando los anillos de cartílago y el músculo que la conforman se debilitan o se degeneran: entonces la tráquea se estrecha en el lugar lesionado e impide la correcta entrada y salida del flujo de aire, necesario para una respiración normal. Esto es lo que se conoce como un colapso traqueal.

Síntomas del colapso traqueal en los perros

Algunos de los signos y síntomas para identificar si tu perro puede tener un problema de colapso traqueal son estos:

-Tos seca y áspera, que recuerda a un graznido de ganso: el signo más claro y común de esta patología es una tos seca muy característica, llamada `tos de ganso´. Suele presentarse de manera intermitente, ya que al principio el perro tose de forma esporádica y puede pasar desapercibida o confundirse con un atragantamiento; poco a poco el episodio se hace más frecuente hasta que se cronifica.

Es usual que se produzca en situaciones como cuando el perro tira del collar, al hacer ejercicio, si existe presión en el cuello, al levantarle del suelo,  al beber agua,  si está nervioso o emocionado, y en invierno, al respirar el aire frío.

Arcadas y vómitos: antes o después de toser, es frecuente también que al perro le den arcadas y que intente vomitar de manera infructuosa (lo que se conoce como vómito improductivo) para no expulsar nada, o algo de baba.

-Desmayos, dificultad respiratoria (disnea) e intolerancia al ejercicio.  

-Sonido sibilante al inspirar.

-Coloración azulada de la lengua y las mucosas (cianosis).

Tratamiento del colapso traqueal en los perros

Ante la aparición de alguno de estos síntomas, y especialmente si se trata de un perro adulto de pequeño tamaño, es fundamental visitar al veterinario para realizar un examen y las pruebas necesarias para establecer el diagnóstico.

Esta enfermedad no tiene cura, pero en general tiene un pronóstico favorable para los casos leves, con terapia de medicamentos y un manejo adecuado de tu perro, tu veterinario te recomendará algunas pautas o hábitos de vida para él tales como:

  • Mantener el control del peso.
  • Establecer un programa de pérdida de peso si el perro está obeso.
  • Evitar espacios con presencia de polvo, sustancias irritantes, contaminación e incluso no exponerle al humo del tabaco.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar el ejercicio intenso o las situaciones de estrés.
  • Intentar mantener el ambiente humidificado.
  • Utilizar un arnés o petral en lugar de un collar.

Tu veterinario puede prescribir también terapia farmacológica que ayude a paliar los efectos del colapso traqueal, siempre dependiendo del grado de afectación que presente el perro: antitusígenos para mitigar la tos, corticoides para controlar la inflamación, broncodilatadores para facilitar la respiración, antibióticos en el caso de que exista alguna infección, o algún tipo de sedante para los perros muy nerviosos y que se excitan con facilidad, entre otras alternativas.

Recuerda que automedicar a tu perro es una práctica muy peligrosa para su salud y cualquier fármaco que tu perro precise debe ser prescrito y controlado por tu veterinario.

Para los casos diagnosticados con el máximo grado de gravedad, puede valorar la necesidad de recurrir a una intervención para reconstruir la parte dañada de la tráquea mediante la colocación de implantes endotraqueales o stents,  para evitar el cierre total de la tráquea.

Este artículo es informativo, solo los profesionales veterinarios tienen la facultad de establecer diagnósticos y prescribir tratamientos. Te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier síntoma. 

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.