¿Tu perro tiene los testículos inflamados?

testículo

Los perros pueden presentar a cualquier edad alteraciones y patologías de su aparato reproductor, algunas son de origen hereditario, otras enfermedades se deben a infecciones bacterianas en la zona genital, mientras que otras afecciones están más relacionadas con el envejecimiento de nuestra mascota.

¿Qué es la criptorquidia y la monorquidia en los perros?

El término criptorquidia deriva de las palabras griegas `kryptós´: oculto, y `órchis´: testículo, por ello con frecuencia este trastorno se conoce como `testículo oculto´.

Se trata de una alteración bastante frecuente cuyo origen aún no está claro, pero con un fuerte componente hereditario, por lo que no se aconseja que los machos que la presentan tengan descendencia.

Al nacer, los cachorros no presentan los testículos descendidos ya en la bolsa escrotal, sino que están alojados en el abdomen, detrás de los riñones, comienzan a descender entre los siete a diez días tras el nacimiento y hacia los cuatro meses ya deberían haber descendido completamente hasta el escroto, siendo ya visibles y palpables ambos testículos, aunque que en muchos cachorros este periodo se puede prolongar hasta que tienen seis meses de vida.

Se habla de criptorquidia cuando pasado este tiempo los testículos no descienden hasta el escroto y se quedan alojados en la cavidad abdominal o el tejido subcutáneo inguinal. En el caso de que solo un testículo se encuentre en su posición correcta, hablaremos de criptorquidia unilateral, también conocida popularmente como monorquidia.

Es importante que en el caso de criptorquidia uni o bilateral, el veterinario haga un control periódico, ya que el testículo que ha fallado en su descenso y ya permanecerá retenido en el abdomen del perro, puede dar origen a tumores, con el paso del tiempo.

testículo

Los tumores testiculares en el perro

Los tumores testiculares son frecuentes en los perros y relativamente fáciles de diagnosticar por el veterinario (mediante exploración, ecografías, estudios histopatológicos y demás pruebas diagnósticas a su disposición).

El factor de riesgo más importante es la edad del animal, ya que la mayoría de casos se dan entre los 8 y 11 años aproximadamente, influyendo también el criptorquidismo en determinados tipos de neoplasias testiculares, que pueden ser unilaterales o bilaterales.

Existen tres tipos frecuentes de tumores testiculares en los perros, y se estima que más de un 30% de los perros con neoplasia testicular pueden presentar, además,  además, se pueden presentar dos o tres tipos de tumor al mismo tiempo; los signos clínicos pueden variar en función de la actividad hormonal de cada tumor. Estos tres tipos de tumores son:

-El tumor de las células de Sertoli (TCS o sertolinoma), es el tumor testicular más frecuente en los perros: los autores cifran su incidencia entre un 40 y un 55 %, y hasta un 60% en el caso de perros con testículos sin descender. Las células de Sertoli intervienen en el proceso de la maduración de los espermatozoides. Es uno de los más sencillos de diagnosticar ya que provoca una deformación en el aspecto de los testículos al aparecer lobulaciones de distintos tamaños; suelen ser malignos en un 10 a 20% de los casos.

Un porcentaje notable de perros que padecen este tumor muestran un trastorno denominado `síndrome de feminización del macho´ causado por la actividad secretora de estrógenos.

-El seminoma es un tumor que se origina en los túbulos seminíferos del macho (el lugar del testículo donde produce la espermatogénesis o producción de espermatozoides), su incidencia es menor que el tumor de células de Sertoli, cifrándose en alrededor de un 30% de casos de neoplasias testiculares, causan hipertrofia testicular, y en algunos perros también se presenta en `síndrome de feminización´, aunque en menor porcentaje que el tumor de las células de Sertoli.

 -El tumor de células de Leydig o tumor de células intersiciales, se produce con una incidencia del 25 % aproximadamente. Las células de Leydig tienen la función de producir testosterona. Suelen ser tumores de un tamaño muy pequeño y en la mayoría de casos suelen ser benignos. 

testículo

¿Tu perro padece orquitis? ¿Qué es?

Es un tipo de infección bacteriana cuyos principales síntomas son la hinchazón, el enrojecimiento y la inflamación de los testículos del perro, que suele cursar con dolor. Si tu mascota tiene una herida, rasguño, erosión o ha tenido contacto con alguna sustancia química o irritante en una zona tan sensible y expuesta como esta zona genital, esa es la vía de entrada para determinadas bacterias que causarán esta infección.

Las afecciones de próstata en los perros

Las afecciones de próstata son uno de los motivos de consultas veterinarias más frecuentes en los perros de mediana edad y fundamentalmente en los de edad avanzada (a partir de los ocho o diez años de media), si no están esterilizados. El tamaño de la próstata varía con la edad, y un gran porcentaje de machos en edad avanzada (hasta un 80 %) presenta un aumento anormal de la glándula prostática. La detección precoz de las patologías prostáticas es muy importante, y permaneced atentos ante cualquier signo o síntoma, que a veces no es muy evidente.

 

Enfermedades de la próstata en perros

 

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

testículo

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Este artículo es informativo, solo los profesionales veterinarios tienen la facultad de establecer diagnósticos y prescribir tratamientos. Te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier síntoma. 

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.