¿Tu perro le ladra a la gente por la calle?

Una de las situaciones más comprometidas y frustrantes para los propietarios es pasear con un perro que le ladra a cualquier extraño que se cruza en su camino. Esta conducta genera estrés también en el perro, que es incapaz de disfrutar plenamente de un tiempo de ocio.

Hay perros que ladran indiscriminadamente a todas las personas desconocidas y otros «eligen» solo a personas que «les inquietan» sin que medie ninguna razón lógica.

¿Por qué mi perro ladra a unas personas y a otras no?

Es difícil saber por qué a algunos perros «les caen mal» ciertas personas desconocidas, que ni siquiera interactúan con ellos.

Generalmente, estas son las causas más habituales:

-Ladra a una persona por miedo o timidez. De hecho, una de las causas que desencadena un proceso agresivo suele ser el miedo (fundado o no) https://blog.arion-petfood.es/las-8-causas-de-la-agresividad-canina/

-Ladra si la persona en cuestión va acompañada de «estímulos o detonantes» que no gestiona bien, y ante los que reacciona ladrando, como la presencia de otro perro, un paraguas, un carrito de la compra, o un patinete, por ejemplo. https://blog.arion-petfood.es/mi-perro-persigue-bicis-motos-o-gente-corriendo-que-hago/

-Ladrido por territorialidad: si tu perro observa movimientos bruscos de la persona, cualquier gesto que le resulta extraño o una aproximación directa hacia vosotros.

-Ladrido efusivo: aunque resulta difícil interpretarlo para un extraño, muchos perros ladran simplemente porque desean recibir caricias o jugar con esa persona y es su manera de comunicárselo.

Es importante reseñar que los perros deberían disfrutar de una correcta socialización desde cachorros, un proceso que les permitirá familiarizarse paulatinamente con los estímulos cotidianos para conseguir un estado de bienestar emocional más fácilmente.

Cómo reaccionar si nuestro perro ladra a la gente

En numerosas ocasiones somos nosotros mismos los que reforzamos esta conducta, de una manera inconsciente: cuando nuestro perro ladra a cualquier transeúnte, rápidamente le acariciamos para que se calme y acompañamos este gesto con palabras amables. El perro interpreta nuestra reacción como una aprobación y lo más seguro es que no pare de ladrar «en bucle», ya que cree que esto es lo que esperamos de él.

Lo más conveniente para manejar esta conducta sería:

-Mantener la calma

-No chillarle ni tirarle bruscamente de la correa ni atemorizarle, eso solo le genera más tensión.

-Practicar los ejercicios de reemplazo https://blog.arion-petfood.es/10-consejos-top-para-educar-a-tu-cachorro/

-Si tu perro emite «ladridos entusiastas», permite que la persona le acaricie o juegue con él solo cuando esté calmado.

-Practica este ejercicio: permite que tu perro ladre solo un poco a alguna persona y a continuación le pides que se siente o se tumbe y le indicas «callado» o «silencio», en cuanto el perro lo haga, le premias efusivamente.

Es muy importante detectar esta conducta desde que el perro comienza a salir a la calle, ya que si no se corrige pronto, en la mayoría de los perros se mantiene en la edad adulta y es posible que necesites la ayuda de un profesional para corregirla.

Si tienes un cachorro o un perro adulto, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.