¿Por qué mi perro monta cojines, peluches o mi pierna?

Muchos propietarios de perros, especialmente cuando son cachorros o jóvenes, observan esta conducta de monta sobre objetos cotidianos (cojines o peluches, por ejemplo) y a menudo el intento de hacerlo sobre sus piernas, creando algunos momentos embarazosos: ¿es algo normal?, ¿se le pasará al hacerse adulto?  En realidad, según los expertos, este comportamiento tiene más que ver con un ritual emocional de los perros que con la propia actividad sexual.

La conducta de monta de objetos o personas es muy común en los cachorros

Incluso desde los pocos meses de vida es habitual observarla en muchísimos cachorros como un comportamiento normal, e incluso si tenemos varios de ellos juntos u observamos una camada de hermanos, veremos como comienzan a jugar, correteando alegres unos con otros, y algún pequeño termina intentando `montar´ a otros, como una forma más de juego, indistintamente de que sean machos o hembras.  Además de entre ellos mismos, pueden montar cojines, mantas, grandes peluches o su propia cama, cualquier objeto, por lo general, suave.

Una de las causas que suelen motivar esta conducta a tan cortas edades, es que el cachorro sienta mucha emoción o reciba estímulos que le generan una exaltación desbordada; esta `agitación´ puede liberarla rápidamente realizando una conducta de monta; este mecanismo de liberación se puede en producir situaciones de alegría como por ejemplo encontrarse con otro perro amigo, jugar con nosotros o encontrarse con una persona querida, entonces podemos observar que en un momento dado de euforia se va rápidamente donde están sus juguetes a `montarlos´, o intentar `montar´ nuestras piernas o las de otra persona. Es decir, situaciones que les producen una gran emoción de alborozo, o nerviosismo o sobre estimulación en un momento puntual.

Esta `respuesta emocional´ se suele superar en la madurez, pero en algunos casos se mantiene y puede manifestarse en la edad adulta de manera esporádica ante ciertos estímulos o transformarse en una estereotipia (un comportamiento obsesivo compulsivo, que el perro repite sin ningún fin).

¿Porqué mi perro monta objetos o intenta montar personas?

No existe un único motivo que pueda explicar este comportamiento, pero sí existen diferentes causas que pueden propiciar que los perros adultos sigan manteniendo esta pauta:

-Problemas de salud: determinadas enfermedades, como ciertos tumores, trastornos hormonales o infecciones urinarias, entre otras patologías pueden estar en el origen, consulta con tu veterinario para descartar estas causas.

-Por ansiedad, estrés, aburrimiento y ausencia de socialización o socialización incorrecta: el perro practicará la monta sobre cualquier objeto como un mecanismo de placer y evasión, como una forma de aliviar estas emociones negativas para él, al igual que cuando ladran en exceso, se lamen compulsivamente las patas o tienen conductas destructivas en casa.

-Comportamiento sexual:  la monta practicada como un juego desde cachorros también es un aprendizaje para el acto instintivo de la reproducción en la vida adulta. En los perros que han tenido alguna experiencia sexual es más frecuente que esta conducta sea más insistente.

-Por interacción social, juego y deseos de llamar nuestra atención. En muchas ocasiones, este comportamiento de monta solo tiene como intención jugar e interactuar con otros perros, sean machos o hembras, es una llamada a la interacción, al igual que los saltos y carreras. Se trata de una forma de incitarles para que se diviertan con él. En el caso de los perros que intentan montar sobre nuestras piernas o brazos, a menudo lo realizan para que les prestemos toda nuestra atención.

-Por jerarquía: aunque en este aspecto no todos los expertos se muestran de acuerdo, los que sustentan esta teoría afirman que, con la monta, el perro trata de mantener un liderazgo jerárquico (sobre nosotros o sobre otros congéneres).

monta perro

¿Cómo corregir la conducta de monta sobre objetos o personas?

Un momento puntual de monta puede ser considerado normal e `inofensivo´ aún en el perro adulto durante los saludos o juegos —

siempre que no le cause sobreexcitación y pueda producir algún enfrentamiento con otro congénere—, aunque es importante educar al perro para que no lo realice, ya que en un alto porcentaje de perros puede convertirse en un hábito al que recurrir para tranquilizarse, y en algunos casos deriva en un trastorno compulsivo.

Cuando un perro aprende que la conducta de monta genera una sensación placentera puede llegar a transformarse en un hábito obsesivo, en una estereotipia, es decir un comportamiento compulsivo y repetitivo que resulta nocivo para él, por lo que hay que corregirlo, para ello puedes probar con el redireccionamiento: en cuanto observes que va a comenzar la monta prepárate para distraerle lanzándole un juguete o una pelota para que vaya a por ella, o con algo ruidoso para que te preste atención y se olvide de lo que estaba haciendo.

Si ves que a pesar de tus esfuerzos el problema persiste, no dudes en consultar con un educador profesional o con tu veterinario para que te ayuden a solucionar el problema.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar 

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

 

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *