Mi perro tiene estreñimiento ¿qué hago?

El estreñimiento en los perros es un problema frecuente, esta dificultad para eliminar las heces puede convertirse en un problema de salud grave si persiste y no se soluciona a tiempo. Sin embargo, manteniendo algunos hábitos saludables y una alimentación adecuada se puede prevenir o minimizar.

Las 3 causas del estreñimiento en los perros

1. La alimentación: una de las causas más comunes  del estreñimiento es una alimentación inadecuada, con nutrientes de baja calidad, y sobre todo, pobre en las fibras que el perro necesita para la salud de su tránsito intestinal. La mejor fuente de fibra para animales de compañía es la moderadamente fermentable, como la pulpa de remolacha, pues proporciona niveles adecuados de ácidos grasos a la mucosa intestinal. También favorece el adecuado funcionamiento del tracto gastrointestinal y el mantenimiento de la flora bacteriana en adecuado equilibrio. Por eso se recomienda como una de las mejores fuentes de fibra para los perros y también para los gatos.

Los perros que comen huesos habitualmente suelen tener problemas de estreñimiento de manera recurrente, ya que no los digieren bien y acaban formando masas compactas y duras que al perro le cuesta mucho expulsar en la defecación.

2. Una hidratación deficiente: los perros que consumen poca cantidad de agua son propensos a padecer estreñimiento. La ingesta de agua favorece el tránsito y que no se formen heces duras, y por tanto más difíciles de expulsar. Es importante asegurarse de que el perro bebe agua fresca diariamente, y en especial si hace calor o realiza esfuerzo físico.

3. La vida sedentaria: el ejercicio diario, adecuado a la edad y estado fisiológico de cada perro, es esencial para estimular la motilidad de las heces; la falta de actividad de manera regular es una de las causas frecuentes del estreñimiento, cuya incidencia se observa fácilmente en los perros mayores o en los que por cualquier motivo tienen afectada su capacidad de movilidad.

Enfermedades que pueden causar estreñimiento a tu perro

Algunas enfermedades, trastornos fisiológicos o situaciones específicas pueden influir en la aparición de estreñimiento, entre los más comunes están:

-Obstrucción intestinal, que puede estar provocada por la ingestión de algún cuerpo extraño.

-Hernia rectal o perineal, que debilita la musculatura del ano y dificulta la capacidad de eliminar las heces.

-Aumento del tamaño de la próstata (hiperplasia benigna), generalmente por el envejecimiento del perro, en los machos no esterilizados. Esta próstata aumentada comprime el intestino, y se producen heces delgadas muy características, en forma de `lápiz´, e incluso, en los casos más severos, una obstrucción.

-Algunos trastornos neuromusculares que implican disfunción en los nervios o en los músculos del colon. Este tono muscular debilitado ralentiza el movimiento de las heces a través del colon de una forma correcta, al permanecer más tiempo de lo normal en el intestino, las heces van perdiendo humedad y se endurecen, lo que dificulta aún más su evacuación.

-Glándulas anales impactadas (infectadas).

-Lesiones en la cadera o en la pelvis que le causan dolor al perro durante la defecación.

-Ciertos medicamentos pueden producir como efecto secundario el estreñimiento, (consulta con tu veterinario).

 

El estreñimiento: ¿cuántas veces al día debe defecar un perro?

En general, los perros suelen defecar de una a dos veces al día, dependiendo de su alimentación y de su modo de vida.

Puedes sospechar que existe estreñimiento cuando observes que tu perro tiene dificultades para evacuar, ves que pasa tiempo encorvado haciendo evidentes esfuerzos por conseguirlo, y no defeca nada (este hecho se denomina tenesmo) o tan solo alguna pequeña cantidad de materia fecal muy seca y dura. Si esto dura más de uno o dos días, acude al veterinario.

Si tu perro está estreñido puedes hacer esto:

Algunos hábitos de vida pueden evitar o minimizar la aparición del estreñimiento:

-Nunca des huesos o sobras de la mesa a tu perro.

-Una alimentación de excelente calidad, con nutrientes de alta digestibilidad y con el aporte de fibras necesario, es una de las claves para que tu perro tenga un tránsito intestinal saludable y unas heces formadas y fáciles de evacuar.

-Intenta que tu perro beba agua regularmente y practique ejercicio a diario.

-Los perros tienen sus rutinas y `manías´ a la hora de defecar, y este componente psicológico es importante: procura que disponga del sitio adecuado, que le sea familiar y `a su gusto´ para hacerlo. En ocasiones, los cambios de domicilio, de entorno o las vacaciones alteran esta costumbre.

-Ciertos medicamentos o preparados más `naturales´ alivian el estreñimiento, favoreciendo la motilidad del colon o la untuosidad de las heces y su paso fácil por el intestino y el recto, pero solo deben ser suministrados al perro bajo el criterio de un veterinario.

-Si el estreñimiento no se manifiesta de una manera ocasional, sino que es un episodio recurrente, consúltaselo a tu veterinario, para averiguar la causa del problema.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar 

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Este artículo es informativo, solo los profesionales veterinarios tienen la facultad de establecer diagnósticos y prescribir tratamientos. Te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier síntoma. 

 

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *