Mi perro se revuelca en sus heces ¿qué hago?

Aunque a nosotros este comportamiento nos pueda parecer repulsivo, ocurrente o fastidioso, tiene una explicación «perfectamente lógica» para los perros. Te explicamos a qué obedece esta conducta ancestral y cómo intentar evitarla.

Tu perro se revuelca en heces por esto:

Según los etólogos (estudiosos del comportamiento animal) el objetivo que el perro busca restregándose en sus heces, en la de otros perros, en orina o en alguna materia putrefacta, obedece a instintos ancestrales que nuestras mascotas todavía conservan aunque ya no les sean necesarios para conseguir alimento, cobijo o para su propia supervivencia.

Estos olores que consiguen restregándose en heces constituyen una suerte de camuflaje natural en el medio salvaje en el que vivían sus ancestros, ya que embadurnándose así pretendían enmascaran su propio olor corporal y desapercibidos para acechar a sus presas. Es un atavismo que todavía persiste en la especie canina.

En la actualidad, no obstante, un gran número de perros replica este comportamiento  coincidiendo con el momento en el que están recién bañados o perfumados, ya que para ellos estos aromas cosméticos son extraños y prefieren «sustituirlos» por otros más «apropiados», como el de las defecaciones.

Qué hacer si tu perro se revuelca en heces

En ocasiones esta práctica, como el de comer sus propias heces, puede desaparecer espontáneamente cuando el perro alcanza la edad adulta; en otras,  sin embargo conseguir que el perro la abandone requiere paciencia y constancia.

Observa y educa a tu perro durante el paseo

Si observas que tu perro tiene una clara inclinación a restregarse en heces a la menor oportunidad que tiene durante el paseo o cuando le dejas suelto, hay que estar pendiente para adelantarse a sus intenciones e impedirlo corrigiéndole de manera positiva.

Si ya está educado en una rutina de obediencia básica,  te será más fácil ya que bastaría con llamarle a tu lado o indicarle que se siente en el momento en el que esté tentado de revolcarse. Si el perro te presta atención y obedece tu indicación siempre hay que premiarle para reforzar esta conducta.

Si el perro te evita y persiste en revolcarse en defecaciones, camina hacia él de una manera calmada, pronuncias un «¡no!» rotundo seguido de su nombre, y muestras tu descontento en forma de indiferencia: si va suelto, le colocas su correa y continúas caminando, sin halagos y sin juegos para no premiar esa conducta indeseada. Gritarle o emplear gestos bruscos en ese momento no solo no es tolerable sino que, además, es completamente ineficaz, ya que solo conseguirás atemorizar y confundir a tu perro.

Utiliza productos de higiene para perros sin perfume

A la mayoría de los perros les gusta revolcarse en el suelo o restregarse por las paredes de casa o por el césped del jardín en cuanto les sacamos de la bañera, es un gesto totalmente natural para desprenderse de la humedad, sin embargo si observas que tu perro acostumbra a revolcarse en heces o alguna sustancia desagradable que encuentre en el paseo cuando está recién bañado, procura utilizar cosméticos para perros que sean inodoros, para minimizar o evitar esta desagradable reacción.

Si tienes un cachorro o un perro adulto, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.