Gases en el perro: causas y soluciones

Los gases son un problema gastrointestinal muy frecuente en los perros; pueden representar una molestia leve y esporádica o convertirse en un problema crónico y muy peligroso para la salud de tu perro. Una incorrecta nutrición, malos hábitos alimentarios y un estilo de vida sedentario suelen ser las causas más comunes de su aparición.

Tragar aire al comer es una causa frecuente de los gases en el perro

Aunque pueden ser varios, los más comunes son una alimentación inadecuada y la ingestión de aire mientras comen, un hecho habitual entre los cachorros, los perros jóvenes y los glotones, que ingieren su pienso rápidamente, de forma compulsiva, tragando una gran cantidad de aire en el proceso. Para este tipo de perros, a muchos propietarios les ayuda disponer de un comedero de los llamados `de ingestión lenta´, que cuentan con un fondo en relieve que les dificulta atrapar las croquetas rápidamente y les obliga a comerlas más lentamente, sin ansiedad.

También se observa con frecuencia la aparición de gases en aquellos perros a los que les gusta  mordisquear y chupar durante largo periodo de tiempo sus juguetes de peluche, como si fueran un chupete que les calma la ansiedad o el aburrimiento.

Los perros braquicéfalos como el carlino, el boxer,  shih tzu, bulldog inglés o el bulldog francés (entre otros), son razas muy propensas a padecer problemas de gases y flatulencias durante toda su vida, ya que debido a la forma de sus mandíbulas, tragan mucho aire al masticar su alimento. Para este grupo de perros, se recomienda dividir la cantidad total diaria de pienso en tres tomas para evitar la sobrecarga estomacal y ayudarles a realizar una buena digestión.

La edad también influye en la aparición de estos trastornos, así, los perros mayores con dificultades respiratorias o que hacen poco ejercicio, pueden presentar gases de una manera habitual.

El modo de vida del perro también puede tener una notable influencia en la aparición de gases de manera habitual: los perros sedentarios, que no practican ejercicio o realizan una actividad física regular, están más predispuestos a presentar gases y flatulencia, así como estreñimiento. Recuerda que el perro nunca debe hacer ejercicio recién comido.

Es habitual que los perros que comen velozmente, tragando sus croquetas de pienso, casi sin masticarlas, eructen tanto al final de la comida como mientras la ingesta.

Síntomas de gases en los perros

El exceso de gases es uno de los desórdenes gastrointestinales más comunes en todos los perros.

Los signos de que nuestro perro padece un exceso de gases o presenta flatulencias varían según cada perro y la severidad del caso. Además de la expulsión por la boca y por el ano, otros signos son la pérdida de peso, falta de apetito, vómitos o diarrea.

En los casos más graves o no tratados adecuadamente, el perro puede sufrir cólicos, dolor y dureza abdominal, junto con una dilatación del estómago (timpanismo) que podría ser letal.

Generalmente, el perro con un problema serio de gases se mostrará, sin interés por la comida y decaído. Para combatir estas molestias, muchos perros se tumban para buscar alivio en el suelo frío.

Cómo alimentar al perro con propensión a los gases  

La alimentación y los buenos hábitos alimentarios son fundamentales para prevenir o minimizar la aparición de episodios de gases. Es esencial que el perro tome un pienso de alta calidad y de excelente digestibilidad; con nutrientes específicos y un aporte adecuado de fibra seleccionada. Hay que tener en cuenta que existen algunos ingredientes como las leguminosas (habas, garbanzos, lentejas, guisantes, soja) que contienen un tipo de carbohidratos que pueden provocar la aparición de gases por favorecer las fermentaciones en intestino.

Sin  embargo, existen otros carbohidratos que son seleccionados por su alto nivel de digestibilidad y favorecen la salud del tracto intestinal. Ejemplos de ello son el aporte de los fructoligosacáridos (FOS) como prebióticos para favorecer una flora intestinal saludable con lactobacilos y bifidobacterias, y de los mananoligosacáridos (MOS) como potenciadores del sistema inmune a nivel intestinal que favorecen la eliminación de bacterias patógenas evitando su adhesión a las microvellosidades intestinales.

La fuente de fibra beneficiosa para la salud intestinal del perro

La incorporación de un nutriente tan beneficioso para la salud digestiva como la pulpa de remolacha, que es una fuente de fibra soluble e insoluble, además, es moderadamente fermentable. Esto significa que la fibra de la pulpa de remolacha tiene las ventajas de añadir volumen y regular la humedad de las heces del perro, aporta energía e influye positivamente en el equilibrio de la flora beneficiosa en el colon. La mejor fuente de fibra para los perros es la moderadamente fermentable, pues proporciona niveles adecuados de ácidos grasos a la mucosa intestinal. También favorece el adecuado funcionamiento del tracto gastrointestinal y el mantenimiento de la flora bacteriana en óptimo equilibrio.

Además, estos piensos Premium suelen diseñarse con un tamaño de la croqueta adaptado en forma y tamaño según las necesidades del perro, para facilitar su aprehensión y favorecer la masticación.

Si administramos a nuestro perro un pienso de baja digestibilidad, este tendrá una alta proporción de ingredientes que no pueden ser adecuadamente digeridos. Como resultado, estos componentes pasarán al intestino grueso, donde sufrirán una fermentación por parte de la flora intestinal que, para este tipo de alimentación, suele resultar excesiva. Esto dará lugar a flatulencia y heces blandas. Una dieta altamente digestible dará lugar a heces poco voluminosas, ausencia de flatulencia, y una menor frecuencia de defecación.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar 

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *