El síndrome de la cola fría en los perros

cola fría

El síndrome de la cola fría (miopatía coccígea aguda), también conocido como `limber tail´, `cola rota´, `cola fría´ o `cold tail´, es una lesión que afecta a la musculatura de la cola de los perros, con un cuadro agudo y súbito. Se suele presentar preferentemente en perros de razas de trabajo, razas deportivas y en circunstancias muy especificas.

Esta patología, aunque poco conocida en general, se describe con mayor frecuencia en los perros retriever, como el labrador o el golden, el setter, el pointer o el beagle, entre otras razas deportivas, o razas con aptitudes para la caza.

¿En qué consiste el síndrome de la cola fría?

El síndrome de la cola fría es una miopatía que afecta a las fibras musculares de la cola (como un `esguince´), y no debe confundirse con una fractura del rabo del perro.

Al tratarse de un proceso muscular agudo, este trastorno se presenta repentinamente, posibilitando que el propietario observe a simple vista que algo no funciona bien con su perro. El signo principal es que la cola está flácida, a menudo rígida en su base y cayendo completamente inmóvil hacia abajo.

Suele ser doloroso para el perro, por lo que es mejor no manipularla ni tocar esa parte para no causarle más estrés, y acudir al veterinario lo más rápidamente posible.

Causas del síndrome de la cola fría

Aunque no se conoce con seguridad la etiología de este trastorno (sí parece que existe cierta predisposición genética o racial ), los factores más comunes que provocan el síndrome de la cola fría son:

– El baño o la natación prolongada en aguas muy frías suele ser la causa más habitual

-Realizar un ejercicio muy intenso sin que el perro esté preparado para esta actividad física extenuante, y sin los descansos necesarios.

-La exposición prolongada a ambientes fríos y húmedos, o a una altitud sobre el nivel del mar elevada

-Que el perro viva hacinado en un espacio muy pequeño

-Sacudidas violentas y frecuentes de la cola

Tratamiento del síndrome de la cola fría

Afortunadamente, el síndrome de la cola fría es una patología que no reviste gravedad si el tratamiento se hace tempranamente: generalmente con reposo estricto (y evitar las emociones que motivan el movimiento de la cola), aplicación de calor local durante unos minutos al día en la base de la cola o un tratamiento con antiinflamatorios o analgésicos si el perro muestra dolor (todo siempre bajo prescripción y control de nuestro veterinario), suele remitir en pocos días, aunque a algunos perros le puede durar hasta unas dos semanas.

Suelen observarse recidivas (repeticiones) de este trastorno, si el perro se vuelve a exponer a las mismas circunstancias que lo causaron.

cola fría

¿Puede tener mi perro el síndrome de la cola fría solo por pasear cuando hace frío?

Es importante observar que aunque haga frío o el ambiente esté húmedo, estas condiciones climáticas adversas no son suficientes por sí solas para desencadenar el síndrome de la cola fría en cualquier perro, por tanto el paseo diario o una excursión por el campo (a un ritmo adecuado a la forma física de tu perro) pueden seguir haciéndose con total normalidad, ya que este síndrome se suele producir en condiciones muy puntuales: nadar en aguas heladas, especialmente en invierno, y grandes esfuerzos físicos si el perro no está preparado para ello, son los desencadenantes más conocidos.

Este artículo es informativo, solo los profesionales veterinarios tienen la facultad de establecer diagnósticos y prescribir tratamientos. Te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier síntoma. 

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *