El gusano del corazón en el perro

La dirofilariosis (o dirofilariasis) canina es popularmente conocida como la `enfermedad del gusano del corazón´, es una zoonosis, que en el caso de los perros es una patología parasitaria grave, está producida por un nematodo (un gusano) llamado Dirofilaria immitis, que es su etapa adulta se aloja principalmente en el corazón de los perros.

Cómo se transmite la enfermedad del gusano del corazón en el perro

 La transmisión se produce a través de las picaduras de ciertas especies de mosquitos (principalmente CulexAedes y Anopheles). Las larvas se propagan por el torrente circulatorio y al llegar su edad adulta se localizan en la arteria pulmonar, la vena cava y el ventrículo derecho del corazón del perro, de ahí su sobrenombre. Estos mosquitos pueden picar tanto a animales como a personas.

Durante varios meses, las larvas que ya han infestado al perro se van desarrollando hasta alcanzar un tamaño considerable, pudiendo llegar a medir hasta treinta centímetros de longitud, en el caso de los nematodos hembras.

Es importante destacar que un perro que padezca esta parasitosis no puede contagiar a otro ni a sus propietarios, ya que la transmisión requiere siempre de la intervención del (que actúa de vector de transmisión).

El ciclo de transmisión es el siguiente: un mosquito pica a un perro infestado previamente de las larvas inmaduras aún, estas son aspiradas por el insecto y transmitidas al riego sanguíneo del siguiente perro sano al que pique.

La transmisión directa entre perros solo se da en el caso de las hembras gestantes que padecen esta parasitosis y la transmiten a sus cachorros.

Dónde existe más riesgo de que mi perro se infecte de la enfermedad del corazón

Esta enfermedad se encuentra extendida por toda Europa, y muy especialmente en el área mediterránea, en las cuencas los ríos y en zonas agrícolas de regadío ya que la humedad y las altas temperaturas son las condiciones óptimas para el desarrollo del vector transmisor (el mosquito). En España, según los últimos datos, las zonas más afectadas son las Islas Canarias, la cuenca del Ebro, Valencia y Huelva, aunque esta enfermedad puede darse en cualquier zona de nuestro país.

La American Heartworm Society (AHS, por sus siglas en inglés), es una organización científica cuyo fin es impulsar el conocimiento y el estudio del gusano del corazón ).

Cada tres años, esta organización recopila datos sobre los tests de dirofilariosis en Estados Unidos para analizar el impacto que tiene el gusano del corazón en el país, así como en regiones específicas. Los datos de pruebas de miles de clínicas veterinarias y protectoras se utilizan para crear un mapa detallado que muestra el número promedio de casos positivos de dirofilariosis por clínica según sus últimos informes la prevalencia de la enfermedad ha aumentado un 21% en el país americano.

Síntomas de la enfermedad del gusano del corazón en el perro

Aunque a menudo puede transcurrir de forma asintomática hasta un estado avanzado, y dependen mucho del estadio de la enfermedad, y del tiempo transcurrido desde que el perro se infestó, en general, los signos y síntomas comunes más evidentes a simple vista para el propietario suelen ser:

  • Dificultad para respirar.
  • Fatiga, debilidad, decaimiento, apatía.
  • Anorexia.
  • Intolerancia al ejercicio
  • Pérdida de peso.
  • Desmayos.
  • Tos.

Los síntomas se agudizan tras la práctica de ejercicio.

Diagnóstico de la enfermedad del gusano del corazón en el perro

La enfermedad se diagnostica, además de con la historia clínica del perro, mediante pruebas específicas de laboratorio como el análisis de sangre, así como con radiografías y ecografías para confirmar la presencia de los nematodos en el organismo del perro afectado.

El pronóstico dependerá del grado de infestación y del estado fisiológico del perro, por lo que es importante establecer un diagnóstico precoz.

Tratamiento contra la enfermedad del gusano del corazón de tu perro

Los veterinarios valorarán el estado general del perro, y los órganos afectados o comprometidos por la parasitosis.

El objetivo del tratamiento es mejorar la condición médica del perro y eliminar de su organismo todos los gusanos, desde los más jóvenes (microfilarias) hasta los adultos, ya que en los casos más graves se pueden encontrar hasta más de cien gusanos alojados en el organismo del perro.

Los tratamientos se efectúan con fármacos específicos filaricidas, y en los casos más críticos (donde el corazón ya está muy infestado) se puede recurrir a la cirugía para retirarlos, aunque se trata de una intervención delicada.

Existe prevención contra la enfermedad del gusano del corazón

Prevenir es la herramienta más eficaz con la que contamos para proteger a nuestros perros, especialmente si viven en zonas de riesgo o vamos a viajar con ellos a zonas susceptibles de ser endémicas de esta enfermedad.

Además de chequeos periódicos, existen fármacos específicos (antiparasitarios internos) para su prevención que están comercializados y ampliamente difundidos desde hace tiempo, en diferentes presentaciones: tópica, inyectable u oral, siempre prescritos y controlada su posología por un veterinario.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Este artículo es informativo, solo los profesionales veterinarios tienen la facultad de establecer diagnósticos y prescribir tratamientos. Te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier síntoma. 

Si tienes un perro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.