Cómo entretener al cachorro en casa

Los perros tienen un nivel de inteligencia que les permite tomar decisiones, solucionar retos y comprender multitud de conceptos. Estimular estas capacidades es posible, y conveniente, desde edades muy tempranas. Así, los cachorritos a partir de los dos o tres meses de edad pueden, mediante un juego de calidad, ver alentadas sus capacidades cognitivas y sociales. De esta manera, se evita el aburrimiento, que suele derivar en problemas de comportamiento.

Además, dado que los juegos bruscos y el ejercicio intenso no son beneficiosos para los cachorros, esta `gimnasia mental´ les mantendrá entretenidos en casa, especialmente en la etapa en la que no han finalizado su primovacunación, y, por tanto, no pueden salir a pasear.

¿Qué juegos mentales puedo practicar con mi cachorro?

Todos los ejercicios de estimulación cognitiva deben tener el juego como ingrediente principal, para que el cachorro participe de buen grado, ya que el juego activa la mente.

Una pista de rastreo en casa

Utilizar el olfato es un instinto natural de los perros, podemos aprovechar esta cualidad para favorecer un entretenimiento enriquecedor, su capacidad de concentración y el aprendizaje de algunas órdenes.

Diseñar una pista de rastreo casera para el cachorro es muy sencillo: enséñale una croqueta de su pienso para que la huela, y ves escondiendo algunas en diferentes partes de la casa, diciéndole `busca´: al principio las croquetas deben estar cerca y ser casi visibles para que comprenda en qué consiste el ejercicio, poco a poco puedes complicar el circuito de rastreo y esconderlas más lejos, y no te olvides de elogiarle y acariciarle cuando la encuentre y se la coma.

`Yincana´ casera: imaginativa y divertida

Según va madurando el pequeño, se puede complicar esta pista de rastreo hogareña e ir incorporando objetos (que no resulten peligrosos), para que la mente del cachorro se mantenga más ocupada y se avive cada vez más: esconder las croquetas en los pliegues de toallas o trapos, diseminarlas en una alfombra, introducirlas en cajitas u otros envases, incorporar cojines o pequeños obstáculos que deba ir sorteando hasta llegar al premio. La imaginación es la clave. A los cachorros y a los perros adultos les encantan estos recorridos.

entretener

¿Dónde está mi premio?

En este caso se promueve la concentración y la atención: con dos o tres cubiletes o vasitos de plástico opacos, esconde la croqueta de pienso en su interior, con el cubilete boca abajo. El cachorro debe averiguar cuál contiene el premio, y señalarlo con la pata, o sentándose o tumbándose enfrente de él. Podemos decirle `señala´ u otra palabra, para que aprenda esta indicación.

La caja de cartón

No solo a los gatos les encanta jugar al escondite con una simple caja de cartón ¡a los cachorros también! Puedes enseñarles a encontrar objetos en ella, a practicar el `deja´ o `suelta´ de juguetes dentro de ella, o sencillamente aprender a salir y entrar de la caja.

Aprender habilidades caninas

Ir asimilando estos trucos en casa es muy estimulante para un cachorro, y le ayuda a mejorar el concepto de propiocepción (la consciencia de la propia postura corporal con respecto al medio que nos rodea), a la vez que adquiere conocimientos de obediencia básica, esenciales para su vida adulta.

Al principio serán ejercicios muy sencillos, como aprender a sentarse, venir a la llamada, tumbarse o a permanecer quieto unos segundos, para ir aumentando progresivamente la complejidad.

Habilidad Canina: un deporte para practicar en casa

 

Juguetes interactivos o inteligentes

Son una magnífica opción para estimular el cerebro de un cachorro y de un perro joven, existen multitud de ellos que les proporcionarán ratos de entretenimiento estimulando su curiosidad y fomentando su capacidad de resolución de problemas.

¿Durante cuánto tiempo juego con mi cachorro?

Es importante saber que no es necesario estar incentivando todo el día a un cachorro, ya que a esa corta edad no es capaz aún de mantener la concentración en algo concreto durante mucho tiempo y se distrae fácilmente con cualquier otra cosa, además de que se fatiga pronto; de cinco a diez minutos de juego mental un par de veces al día, es más que suficiente. A medida que el cachorro crece, se puede incrementar la duración de estos desafíos cognitivos.

Detendremos los juegos en cuanto observemos signos de cansancio falta de interés o estrés, como bostezar, rascarse o querer huir y los reanudaremos cuando el pequeño esté receptivo.

Una alimentación que favorezca el aprendizaje de tu cachorro

Los ácidos grasos omega3 son muy importantes en multitud de funciones orgánicas del cachorro, pero lo que mucha gente no sabe es que también influyen decisivamente en su desarrollo cerebral y, por tanto, en los avances de su función cognitiva.

El ácido eicosapentanoico (EPA) y especialmente el ácido docosahexanoico (DHA) son dos tipos de ácidos grasos omega3 esenciales para el correcto desarrollo neuronal de los cachorros, no solo tras el nacimiento, sino también durante el periodo embrionario, con lo cual es básico un buen aporte de omega3 en la dieta materna durante la gestación.

Además, los altos niveles de EPA y DHA favorecen al correcto desarrollo de la retina y bulbo olfatorio, siendo esenciales para una futura visión y olfato correctos.

La velocidad con que la información es percibida y procesada por el cerebro depende de la presencia de DHA y una deficiencia de este implica un déficit de aprendizaje en el cachorro.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

entretener

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.