5 motivos por los que tu perro te lame la cara

Cuando nuestro perro nos lame el rostro, solemos interpretarlo como un `beso´ canino, una expresión de su afecto. ¿Es esto cierto?, ¿los perros comprenden lo que significa el acto de besar? Son varias las causas por las que el perro intenta lamernos la cara, y vamos a averiguarlas.

1 Los cachorros lamen la cara a su madre

Los perros se lamen entre ellos desde que son muy pequeños, de hecho comienzan a recibir lamidos de su madre desde el mismo momento de su nacimiento: la madre les lame para limpiarles y para estimular su micción y defecación.

Hacia el mes de edad, los cachorros lamerán la boca de su madre para que regurgite alimento, en un acto primario fruto de un instinto atávico heredado de sus predecesores salvajes.

2 Los cachorros lamen la cara a sus hermanos

En cuanto los sentidos y la movilidad de los cachorros comienzan a madurar, es fácil observar cómo los hermanos de la camada se lamen la cara entre ellos para sentirse confortados y fortalecer el vínculo de `manada´.

3 Los perros se lamen la cara entre ellos para relacionarse

Como animales sociales que son, los perros tienen un rico repertorio de gestos y signos para comunicar sus emociones, tanto entre ellos como con su familia humana, y lamer es un comportamiento natural para ellos.

3 claves para comunicar con tu perro

 

Lamiéndose, los perros obtienen `información´ unos de otros, a través de las feromonas (sustancias químicas segregadas a través de glándulas situadas en los órganos genitales y en los oídos del perro) detectadas por el órgano vomeronasal, que se encuentra ¡en la boca del perro!

El lamido de la boca, o de toda la cara, entre dos perros adultos también es un código de apaciguamiento o sumisión, en caso de conflicto entre ambos.

4 Tu perro te lame la cara por afecto

¿Los perros nos besan por que nos quieren? ¡Sí, por supuesto! Podemos interpretar que cuando nos lamen la cara están expresando su afecto, es un saludo alegre. También es frecuente que si han hecho alguna `trastada´ luego nos obsequien con unos lametones en la cara o en las manos, como una señal de calma y sumisión. Además, los propietarios que gustan de esta efusividad de sus perros, suelen recompensarlo recíprocamente: abrazándoles y besándoles, y el perro lo interioriza como un refuerzo positivo para seguir haciéndolo.

En el caso de los perros con tendencia a la dominancia hacia sus propietarios, suele ser aconsejable no corresponder efusivamente a sus lametones, pues lo podrían interpretar como una señal de `debilidad´ por nuestra parte. Estos perros que `pugnan´ por el poder del liderazgo en la casa, requieren una respuesta de aplomo y moderación por parte de sus propietarios, para mantener el control de la situación.

5 Mi perro lame en exceso

Hay perros que lamen compulsivamente a otros perros de la casa, a los gatos de la familia, a objetos o a sus propietarios. Generalmente el exceso de excitación, el estrés o la ansiedad se encuentran en el origen de este comportamiento, ya que el perro encuentra calma y placer, incluso lamiendo sus propias `manos´ obsesivamente.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar. 

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

Suscríbete a nuestro blog

Loading

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.