4 pasos para educar a un perro miedoso

Tormentas, bicicletas, otros perros, fuegos artificiales, viajes en coche, ruidos intensos e imprevisibles, la aspiradora, personas extrañas, traumas de la infancia o simplemente al agua, hay numerosos `detonantes´ que pueden atemorizar a muchos perros.

Algunos de estos miedos están más extendidos como el pánico a los truenos o a los petardos, y otros nos pueden parecer totalmente ilógicos, como el temor a los peluches, a objetos inanimados de la casa, a las puertas, y a muchos otros objetos, pero el detonante y sus consecuencias son las mismas para el perro que lo padece. Porque como para nosotros, para los perros también el miedo es libre.

Ayudarles a superar estas fobias o temores requiere conocimientos y sobre todo tiempo y dedicación ya que a veces resolverlos resulta complejo, pero es importante intentarlo para que lleven una vida más feliz y tranquila. Estas pautas pueden serte útiles.

1. Si tienes un perro miedoso: no sobreprotegerle

Es casi instintivo que cuando nuestro perro  miedoso se asusta tendamos a cogerle en brazos, a abrazarle y a decirle que `no pasa nada´, o intentar alejarle del motivo de su angustia. Aunque nuestras intenciones son las mejores, con nuestra actitud solo reforzamos su sensación de que existe una situación `anormal´ que le provoca un pánico justificado para él, ya que el miedo es una respuesta cien por cien emocional, y desproporcionada, de tu perro ante un estímulo que cree amenazante para él.

Es sabido que en la naturaleza, y para sus predecesores salvajes, el miedo y estar alerta ante ciertos estímulos es un mecanismo para lograr la supervivencia, pero no es el caso de nuestras mascotas domésticas.

2. Si tienes un perro miedoso: observa, pero muéstrate calmado

Nuestra conducta es el vínculo que le permitirá superar sus temores a un perro miedoso. Por ello, es importante esforzarnos en permanecer indiferentes, calmados y transmitirle nuestra confianza en esos momentos. Si estamos en casa, sigamos con las rutinas habituales, procurando que el perro tenga un lugar `refugio´ donde se sienta seguro.

Perros con miedo a los petardos. 6 consejos para controlarle

 

3. Si tienes un perro miedoso, distráele: la teoría del reemplazo

Tanto si estás en casa con tu perro miedoso, como si sucede en la calle, distráele con comida, intenta jugar con tu perro en esos momentos, juega al escondite, lánzale una pelota, pídele que haga algo para que se concentre en otra cosa o prepárale un circuito de olfato diseminando unas croquetas de pienso por el suelo para que lo encuentre y prémiale en cuanto veas que su mente ya no se enfoca en lo que le produce temor. La idea es contraponer un estímulo positivo (el juego contigo, un buen cepillado si le gusta o la distracción) al negativo, para que comience a asociar poco a poco `eso´ que le atemoriza con algo placentero para él, en definitiva, es proporcionarle una salida emocional a lo que él percibe como una amenaza. Esta estrategia precisa constancia y dedicación para obtener sus frutos.

miedoso

 4. Si tienes un perro miedoso: exponerle controladamente a la causa de su miedo

Si tienes un perro miedoso, contar con la ayuda de un profesional es conveniente, si la situación nos desborda, para establecer esta estrategia de desensibilización sistemática, que básicamente consiste en poner en contacto al perro con el estímulo que lo atemoriza hasta que llegue a un umbral de tolerancia e incluso de indiferencia ante ese impulso. Esta táctica se ha de llevar a cabo paulatinamente, observando las reacciones del perro, y con los conocimientos de psicología canina apropiados, por eso es conveniente recibir un asesoramiento profesional.

 

Si tienes un cachorro, sigue en Instagram todos nuestros artículos y consejos para su salud, educación y bienestar.

Instagram de Arion: @arionpetfoodspain

 

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

 

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *