Qué hacer ante un golpe de calor

Si a pesar de nuestros cuidados y desvelos para que nuestro perro esté fresco en verano se nos presenta una situación de emergencia como esta, hay que actuar rápidamente y sin perder los nervios, ya que la vida de nuestro perro está en juego. Esta guía de primeros auxilios ante el golpe de calor te puede ser útil.

1. ¿Qué es?

El golpe de calor es una urgencia y requiere respuesta inmediata, ya que supone un grave riesgo para la vida del perro. Ellos no sudan como nosotros, solo lo hacen un poco a través de las almohadillas plantares, por eso no toleran las altas temperaturas. El jadeo es su único mecanismo natural para intentar controlar su temperatura corporal, pero cuando la temperatura ambiental se aproxima a la temperatura corporal del perro, el intercambio de aire caliente-frío que se produce cuando jadean no es suficiente para mantenerlo fresco y en buen estado de salud.

2. ¿Ha sucedido algo de esto?
¿Hemos dejamos al perro dentro de un coche cerrado en plena canícula?
¿Ha realizado ejercicio intenso en las horas de mayor calor del día?
¿Nuestro perro es braquicéfalo (de hocico corto)?
Este tipo de razas son extremadamente sensibles al calor.
¿Padece algún tipo de enfermedad respiratoria o insuficiencia cardíaca?
¿Ha estado en un lugar sin sombra y sin posibilidad de beber agua fresca?

 3¿Cuáles son los síntomas?

El golpe de calor suele comenzar con fuertes jadeos y el perro presenta dificultad para respirar. Se manifiesta cuando su temperatura corporal sobrepasa los 42ºC.  La lengua y las mucosas presentarán entonces un color rojo brillante para terminar siendo cianóticas o azuladas, debido la deficiente oxigenación de la sangre.  La saliva se vuelve espesa y el perro vomita con frecuencia. El ritmo cardiaco aumenta y aparece debilidad o astenia. El perro se vuelve progresivamente inestable  y puede resultar en colapso, convulsiones, coma y la muerte, que  sobreviene rápidamente.

Qué hacer ante un golpe de calor

4. Tres cosas que debemos hacer ante un golpe de calor

  1. Debemos enfriar al perro rápidamente. Le colocaremos en el lugar más fresco posible que hallemos en ese momento y le sumergiremos o mojaremos bien en agua fría (en una bañera, un recipiente, lo que tengamos a mano, debemos actuar rápido)
  1. Tomaremos y controlaremos su temperatura rectal cada 10 minutos para comprobar su evolución e intentaremos que beba agua fresca. Cuando esta llegue a 39ºC, hay detener el proceso de enfriamiento, pues el perro puede sufrir una hipotermia, igualmente peligrosa
  1. Le llevaremos urgentemente al veterinario, pues las consecuencias del golpe de calor pueden incluir insuficiencia renal, sangrados espontáneos, arritmias o convulsiones que pueden aparecer días más tarde.

Como siempre, la mejor forma de evitar estas peligrosas situaciones es la prevención. En nuestro post http://www.elblogdearion.com/mantener-al-pe…rucos-eficaces/ te recomendamos algunos trucos y hábitos que puedes adoptar para ayudar a que tu perro pase el verano más fresco y cómodo.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *