Pulgas en el hogar

En Otoño las temperaturas comienzan a bajar. ¿Supone esto que nuestro perro va a estar libre de pulgas? ¿Y nuestro hogar?

Cuando el clima se torna frío, automáticamente tendemos a encender la calefacción en casa. Esto puede representar el “caldo de cultivo” para las pulgas, pues las condiciones cálidas pueden conducir a la eclosión de huevos en el hogar.

Las pulgas pueden completar su ciclo de vida en menos de 3 semanas a unos 28 ºC, por lo que cuanto más cálida esté la casa, más rápido se reproducirán. Debemos saber que este hecho se puede producir a partir de aproximadamente los 17 °C, aunque a un ritmo más lento.

Por tanto, al poner la calefacción y establecer la temperatura de nuestra casa entre, por ejemplo 20-25 ºC, proporcionamos un ambiente  óptimo para que estos parásitos se reproduzcan.

radiator-250558_640

Es crucial, por tanto, un correcto control y tratamiento preventivo en el momento clave del año. De lo contrario, podemos encontrar también pulgas en otoño e invierno en nuestra casa.

Se estima que el 95 por ciento de la población de pulgas en un hogar se puede encontrar en alfombras, textiles o rendijas en la madera o muebles, y quizá nos llevemos una sorpresa si permitimos a nuestra mascota compartir el sofá o la cama con nosotros. No debemos olvidar tampoco la tapicería del coche.

No tenemos que tratar a nuestras mascotas sólo si percibimos la presencia de pulgas, sino de manera preventiva todo el año, para evitar posibles infestaciones en nuestro hogar.

Con el fin de mantener a las mascotas y al resto de la familia libres de pulgas,  es de vital importancia mantener un plan general de protección durante todo el año. Para ello, nuestro veterinario nos asesorará sobre los diferentes antiparasitarios existentes en el mercado y su frecuencia de administración.

¿Y si ya tengo pulgas en casa? Acudiremos a nuestra clínica veterinaria para aplicar productos sobre nuestra mascota y sobre el ambiente, pues es imprescindible eliminarlas totalmente. Para erradicarlas de nuestro hogar disponemos de diferentes productos en el mercado de acción general sobre el entorno del animal, y nuestro veterinario nos indicará su modo de uso. Tras ello, un buen aspirado y limpieza a fondo, sin olvidar nuestro plan preventivo para nuestra mascota para evitar nuevas infestaciones, nos mantendrá libres de tan molestos parásitos.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *