Por qué tenemos que poner microchip a los perros y a los gatos

Aunque ya estamos acabando el verano, todavía estamos en época estival, lo cual quiere decir muchos perros y gatos se desplazan por vacaciones con sus propietarios y que pasan más tiempo en la calle. Ya de por sí es importantísima una correcta identificación de nuestros animales, pero más, al realizar viajes, dado que aumenta el riesgo de extravío.

En los perros, a partir de los tres meses de edad es obligatoria la identificación por microchip. Este es un dispositivo electrónico de pequeño tamaño, similar a un grano de arroz, que se implanta bajo la piel del cuello del animal, siempre en la parte izquierda. Al pasar sobre él un lector especial aparecerá en su pantalla un código numérico asignado al perro, a modo de DNI. Este código, junto con los datos del propietario y los  del animal, son dados de alta en una base de datos por el veterinario que ha colocado el microchip. De esta manera, a través del código, se puede averiguar quién es su propietario y sus datos de contacto.

Si nuestro perro se pierde, mediante un lector de microchip, se puede acceder a dicha información y contactar con nosotros rápidamente. Este sistema de identificación es altamente eficaz para encontrar a nuestra mascota en caso de extravío. Tanto la policía local, la mayoría de las protectoras o refugios, el Seprona y todas las clínicas veterinarias disponen de dicho lector.

¿Y qué ocurre con los gatos?

Por el momento no es obligatoria su identificación por microchip, aunque es muy recomendable implantarlo sobre todo en el caso en que puedan salir al exterior. Si nuestro minino va a viajar al extranjero, sí es obligatoria su identificación mediante microchip.

cat-899049_640

¿Qué he de hacer si pierdo a mi perro o a mi gato?

En primer lugar, notificarlo a la policía local y a nuestro veterinario habitual, pues, esto es muy importante, nuestra mascota está dada de alta en el banco de datos de la comunidad autónoma donde está registrado el microchip. Es decir, cada comunidad autónoma tiene su propio registro. También podemos contactar con dicho registro por teléfono, pues este se halla en la tarjeta de identificación del animal que nos proporcionan tras la identificación por microchip. Podemos ponernos en contacto también, sobre todo si se pierde fuera del lugar de residencia, notificarlo al REIAC (Red Española de Identificación de Animales de Compañía). Aportaremos además nuestros datos y lugar y fecha de extravío del animal para facilitar su localización.

 

 

¿Qué más puedo hacer por su identificación?

Una manera rápida y sencilla para asegurar a nuestra mascota en caso de extravío es colocar en su collar una chapita identificativa con su nombre y nuestro teléfono de contacto. También podemos encargar un  collar rotulado con esos mismos datos.

De esta manera, además de la información ofrecida por el microchip, podremos viajar más tranquilos con nuestra mascota y, asegurarnos de que, en caso de extravío, resulte más sencillo que vuelva a nosotros.

 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

2 comentarios en “Por qué tenemos que poner microchip a los perros y a los gatos

  1. Hay comunidades autónomas donde es obligatorio también identificar a los gatos. Por favor, haga mención a ese hecho o al menos especifique que sus consejos sólo son válidos para la comunidad donde usted reside, porque si no puede llevar a muchos propietarios a error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *