¿Por qué los perros comen hierba?

Como habréis notado, la mayoría de los perros comen plantas y hierba (con una clara preferencia por el césped) en algún momento de su vida, si tienen la oportunidad. Como todos los hacen ya lo tenemos asumido como un comportamiento común y “natural” en ellos, y la explicación que se suele dar coloquialmente es que es “su manera de purgarse”. Pero, ¿a qué obedece y qué hay de cierto en este singular comportamiento?

El mito de comer hierba para purgarse
Lo primero que nos llama la atención es que en muchas ocasiones, cuando el perro come hierba en el jardín o durante el paseo no ha mostrado ningún signo previo de sentir molestias gastrointestinales, y no todos los perros realizan un vómito espumoso tras la ingesta de hierba, por lo tanto no parece que esto obedezca a una necesidad instintiva de “purgarse” para vomitar y encontrarse mejor.

Sin unanimidad en la comunidad científica
Sorprendentemente no existe mucha documentación científica que explique definitivamente la causa de este comportamiento tan común en nuestros perros, y es un enigma en cuyo origen y finalidad no existe acuerdo unánime entre los expertos.

Según un estudio de la revista científica WebMD casi el 80% de los perros ingiere plantas, especialmente hierba. Sobre una muestra de cuarenta y nueve perros que tenían acceso regular a hierbas y otras plantas se encontró que el 79% de los perros habían comido plantas en algún momento, principalmente césped. Según esta publicación, podría deberse a un “pica”, que es el término técnico empleado para definir el trastorno caracterizado por comer cosas que no son alimentos y que a menudo, es una señal de aburrimiento, especialmente cuando se trata de cachorros y perros más jóvenes.

Otros estudiosos sugieren que podría deberse a la necesidad de consumir fibra, o como un mecanismo de purga para eliminar parásitos internos, siguiendo el patrón atávico de conducta de sus ancestros los lobos, aunque esta teoría esto no está confirmada científicamente en la actualidad.

En otro estudio realizado en University of New England, School of Psychology, Armidale, New South Wales, Australia, se sugiere que comer hierba está influenciado por la saciedad y la hora del día, y que “comerla es común y no debe verse como una comportamiento problemático para la mayoría de los perros”.

¿Es peligroso que coman hierba?
Aunque ingerirla ocasionalmente no tiene por qué suponer un problema grave en un perro sano y no hay que asustarse, conviene tener en cuenta que si el perro trata de provocarse el vómito para expulsar un cuerpo extraño, el problema se puede agravar severamente. Se sabe que ingerir hierba frecuentemente (lo que los veterinarios conocen como “indiscreción dietética”) para provocarse el vómito espumoso después, supone un riesgo elevado para padecer malestar gastrointestinal crónico en los perros que lo hacen.

Y finalmente, hay que tener en cuenta que la materia vegetal de los jardines y campos pueden contener fertilizantes o productos que pueden resultar tóxicos para nuestro perro, y al tiempo que ingieren hierba pueden comer también pequeños trozos de plástico u objetos peligrosos para su salud.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *