¿Por qué los gatos ronronean?

Siempre se ha considerado el ronroneo del gato como signo de alegría pero, detrás de ese ronroneo, puede haber mucho más cosas que nuestro minino nos quiera transmitir.
¿Cómo se origina el ronroneo de los gatos? Se cree que una oscilación repetitiva rítmica de los músculos de la laringe, que vibran a razón de entre 25 a 150 Hz por segundo, causa una separación repentina de las cuerdas vocales, tanto durante la inhalación como la exhalación, produciendo el vibrato felino que llamamos ronroneo.
El ronroneo no es dominio exclusivo de los gatos domésticos, algunos félidos salvajes y parientes lejanos como jinetas o mangostas también ronronean. Los felinos que ronronean, como guepardos, pumas y linces, no pueden rugir, y los grandes “gatos” que rugen, como leones, leopardos, jaguares y tigres, no pueden ronronear, pues las estructuras que rodean su caja de voz (laringe) no son lo suficientemente rígidas para producir un ronroneo. Estos felinos han desarrollado el rugido como un elemento de protección, para ellos mismos y el mantenimiento de su territorio. Los gatos pequeños son solitarios y no compiten entre sí por la comida, su comunicación no tiene que ser de largo alcance. Para ellos, el marcado feromonal cumple su papel de marcaje territorial.
Siempre se ha percibido el ronroneo de los gatos como una señal de placer o satisfacción por su parte. Aunque la alegría del minino puede producir el ronroneo, los gatos también ronronean cuando están asustados o se sienten amenazados. Aunque es una hipótesis, se puede equiparar el ronroneo a una sonrisa, según Kelly Morgan, veterinaria de Facultad de Medicina Veterinaria en Chicago http://vetmed.illinois.edu , según Morgan “las personas se sonríen cuando están nerviosas, cuando quieren algo y cuando están contentas, así que quizás el ronroneo puede ser también un gesto de apaciguamiento.
En la Universidad de Sussex en Brighton, Reino Unido, se realizó un estudio sobre los ronroneos de “solicitación” o “persuasión”, dirigido por la veterinaria Karen McComb. Descubrió que durante estos ronroneos, que pueden resultar incluso molestos para las personas, a los 25 Hz básicos de un ronroneo se superpone una vocalización de alta frecuencia. Según esta investigadora los gatos aparentemente aprenden a hacer esto para que la gente les dé de comer más pronto. Este ronroneo solicitación parece desarrollarse con más frecuencia en los hogares tranquilos donde los gatos tienen una relación de uno a uno con un ser humano, y es menos probable que sea pasado por alto. Pero incluso las personas que no tienen experiencia gato perciben este ronroneo especial como más urgente y menos agradable. El equipo de McComb sugiere que los gatos pueden haber aprendido cómo aprovechar una respuesta de los mamíferos para alimentar a sus crías mediante la incorporación de un grito dentro de una llamada que normalmente se asocia a la alegría.

Los gatos parecen ronronear por otras razones también. Ronronean cuando sienten dolor, por enfermedad o herida, se sienten amenazados o asustados, o incluso cuando están cercanos a la muerte. Los gatitos también ronronean poco después del nacimiento. Este hecho soporta la teoría de que quizá los gatos también ronroneen como señal de apaciguamiento.
Muchos expertos teorizan con que la frecuencia de 25 Hz del ronroneo de los gatos puede funcionar como un tipo de terapia física. Es probable que no sea una casualidad que esta frecuencia se utilice también en los seres humanos para ayudar a la cicatrización de heridas. También los gatos hacen un mejor trabajo para reducir el estrés y la presión arterial en las personas que muchos otros animales, y el ronroneo puede ayudar con ese objetivo, pues es un estímulo auditivo que produce en la gente tranquilidad y calma.
Quizá, a partir de ahora, no demos cuenta de que nuestros amigos felinos pueden decirnos mucho con su ronroneo.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *