Mi mascota se ha intoxicado, ¿qué puedo hacer?

A veces ocurre que un perro o un gato ingieran un veneno o sustancia tóxica. Si nuestra mascota se comporta de manera anormal, o si hemos sido testigos de la ingestión de dicha sustancia por su parte, debemos acudir rápidamente a nuestro veterinario.

¿Qué puede causar una intoxicación?

La ingestión de diversas sustancias pueden ser las causantes de una intoxicación. Entre las más comunes podemos enumerar:

  • Sustancias como detergentes o anticongelantes
  • Veneno para ratones o caracoles
  • Insecticidas o ingestión de collares antiparasitarios
  • Sobredosificación de antiparasitarios externos
  • Alimentos dañinos como por ejemplo, el chocolate
  • Plantas tóxicas

¿Qué síntomas puede experimentar?

Los síntomas son variados dependiendo del tipo y cantidad de tóxico ingerido. Podemos observar:

  • Vómitos o diarrea
  • Hipersalivación
  • Letargia, incoordinación, comportamientos anómalos
  • Temblores y/o convulsiones, incluso coma

 puppy-384647_640202

¿Qué debemos hacer?

Cualquier causa, síntoma o sospecha de intoxicación hace indispensable una visita urgente al veterinario.

Si la ingestión ha sido reciente o hemos sido testigos de la misma, podemos tratar de inducir el vómito de nuestro animal. Es sencillo mediante la introducción de un buen puñado de sal en la boca. Tanto si conseguimos el vómito como si no, debemos acudir rápidamente a nuestra clínica y comunicar, si lo sabemos, qué ha ingerido nuestra mascota y, si es posible, llevar una muestra de la sustancia causante.

Del mismo modo, si no nos hemos dado cuenta de la ingestión, pero lo sospechamos, o nuestra mascota muestra ya síntomas, hemos de desplazarnos urgentemente instaurar un tratamiento veterinario.

 

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo del tratamiento es neutralizar la sustancia ingerida para evitar una mayor absorción en el cuerpo de nuestro perro o gato, y  proporcionar medidas de apoyo sintomáticas. Cuando sea posible, se administrará un antídoto en base a lo que haya producido la intoxicación.

Las medidas adicionales a tomar se harán en basa al tipo y gravedad de los síntomas. El seguimiento es primordial y nuestro animal ha de estar bajo estricta observación y tratamiento hasta su total recuperación.

La mejor protección, la prevención

El mejor método de prevención es mantener todas las sustancias potencialmente dañinas fuera del alcance de nuestra mascota en casa y alrededor del hogar. También hemos de evitar, en los paseos, que ingiera objetos o basuras que encuentre en el suelo.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *