Los problemas en el tracto urinario inferior en los perros

Hay muchos problemas que pueden afectar el sistema urinario inferior de los perros (vejiga urinaria y uretra) Incontinencia, cálculos en la vejiga o cristales en la orina, infecciones bacterianas. ¿Cuáles son las causas de que esto ocurra?  

Las causas de los problemas del tracto urinario inferior son variadas. Aunque las que más frecuentemente encontramos son:

  1. Cálculos, cristales o la acumulación de sedimentos en la vejiga o la uretra
  2. Inflamación o infección de la vejiga (cistitis)
  3. Incontinencia urinaria (por causas infecciosas, neurológicas u hormonales)
  4. Trauma
  5. Neoplasias o tumores
  6. Anomalías congénitas
  7. Enfermedades de la próstata

La enfermedad del tracto urinario inferior más común en perros de más de siete años de edad es la incontinencia relacionada con la debilidad del músculo del esfínter urinario, permitiendo que la orina “se fugue” hacia fuera. Las infecciones bacterianas son también comunes. Alteraciones endocrinas como la enfermedad suprarrenal y diabetes mellitus pueden predisponer a los perros a la infección bacteriana del tracto urinario inferior o a un cambio en la frecuencia de micción, cantidad de orina eliminada o la cantidad de agua ingerida. Es frecuente, por ejemplo, que los perros afectados por diabetes mellitus beban gran cantidad de agua (polidipsia) y orinen también grandes volúmenes (poliuria)

Por lo tanto, los perros afectados por  diabetes son especialmente propensos a problemas del tracto urinario.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene problemas del tracto urinario?

Los siguientes signos pueden indicar que nuestro amigo está teniendo problemas de esta índole:

  1. Incapacidad para orinar, o solo eliminar una pequeña cantidad de orina
  2. Orina turbia o con sangre
  3. Fiebre
  4. Pérdida de control de la vejiga, o goteo continuo
  5. Aumento en la cantidad y /o frecuencia de la micción
  6. Dolor al orinar
  7. Orinar en lugares inapropiados
  8. Lamido constante del meato urinario
  9. Cambios en el apetito o pérdida de peso
  10. Dolor de espalda severo
  11. Aumento del consumo de agua

dog-813103_640

 

¿Qué debo hacer si pienso que mi perro tiene problemas del tracto urinario inferior?

Siempre debemos consultar a nuestro veterinario de manera inmediata.

Un examen físico, evaluación exhaustiva de los riñones y la vejiga, un análisis de orina y, posiblemente, cultivo de orina, análisis de sangre, radiografías o ecografía son pruebas diagnósticas necesarias para determinar la causa y el alcance de la enfermedad que afecta a nuestro amigo. Al ser las causas  tan variadas, el tratamiento instaurado será acorde a la naturaleza de las mismas.

Suele ser necesaria una terapia antibiótica adecuada. También, frecuentemente, se recurre a cambios en la dieta, suplementos o modificadores del pH urinario. En el caso de cálculos o neoplasias, la cirugía será necesaria, del mismo modo que para corregir anomalías congénitas. En todo caso, es imprescindible el tratamiento de la enfermedad subyacente que está causando o contribuyendo al problema urinario

Si no  tratamos estos  problemas urinarios inferiores, pueden conducir a graves problemas además de causar molestias a nuestro perro. Por tanto, ante la más mínima sospecha de que nuestro amigo pueda estar sufriendo una patología de este tipo, no dejemos de acudir a nuestro veterinario.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *