¿Los perros sueñan? ¿Con qué?

Soñar mientras se duerme no es un acontecimiento exclusivo de los seres humanos. Nuestros perros también lo hacen. Emiten sonidos, ladran, se estremecen más o menos bruscamente o agitan sus extremidades cuando están profundamente dormidos. ¿Ahora bien, con qué sueñan los perros? ¿Pueden llegar a tener pesadillas?

1.Las fases del sueño: ligero y profundo
El patrón de sueño de los perros no es muy diferente al de los seres humanos, ya que el suyo atraviesa diferentes etapas, como el nuestro. Al caer dormido, el cerebro del perro entra en la etapa de sueño denominada como “sueño lento”, de onda lenta (slow wave sleep) o “de alerta”. El perro está relajado, dormido, pero con un sueño ligero que le permite despertar y reaccionar rápidamente ante cualquier ruido o situación. Durante esta etapa “No Rem” el perro no sueña.

Por lo general, estos sueños ligeros, “las cabezadas” o pequeñas siestas, se producen durante el día y suele ser la primera fase del sueño nocturno.

Dependiendo de cada individuo, esta fase se verá seguida por la conocida etapa REM (Rapid Eyes Movement: movimiento rápido de los ojos), y se califica con este nombre tan elocuente por que es cuando el perro presenta movimientos de los globos oculares muy rápidos, bajo sus párpados: es entonces cuando se producen los sueños. Gracias al estudio de los encefalogramas que analizan la actividad cerebral, algunos científicos demostraron que los perros sueñan durante la fase REM.

Seguro que hemos visto a nuestro perro emitir vocalizaciones como ladrar, gruñir o gimotear en ese momento, mientras puede agitarse, respirar más rápidamente, mover las patas como si quiera correr, dar “patadas” o mover la cola. Aunque esté totalmente relajado y profundamente dormido, su cerebro está trabajando a una gran velocidad. Esta fase de sueño profundo pero “activo” suele ser de corta duración en el perro.

Habitualmente la fase REM se produce durante la noche, aunque en los cachorros y en los perros de edad avanzada también se puede dar durante día, ya que duermen más horas que en la edad adulta.

Lógicamente no podemos saber con exactitud con qué sueñan los perros, ya que no nos lo pueden contar al día siguiente. Sin embargo, algunos estudiosos, observados los movimientos y vocalizaciones que los perros realizan mientras duermen, están convencidos de que sueñan con estímulos o situaciones que les han sucedido durante el día y que fijan sus experiencias, al igual que nosotros: persiguen a otros perros o corren con nosotros, juegan, comen en sueños o pueden sentir temor, recordando alguna situación que les ha angustiado. Ambas fases del sueño, la lenta y la rápida se van sucediendo durante la noche, intercalándose.

Aunque el patrón de sueño de los perros se asemeja mucho al de las personas, sin embargo conserva un rasgo que lo distingue: el perro, como sus ancestros, se despierta con frecuencia, alternando el sueño profundo con lapsos de tiempo en los que está despierto, en vigilia, y luego sin problema, vuelve a caer en un sueño profundo, y así sucesivamente, mientras que nuestros ciclos de sueño son más largos, sin interrupciones tan frecuentes. Este comportamiento atávico, heredado del lobo, le permitiría reaccionar rápidamente si se produjera alguna situación amenazante para él mientras duerme.

2. Los patrones de sueño de los perros.
El descanso es esencial para cualquier especie. La falta de sueño repercute muy negativamente tanto en su salud física como psíquica.

Los perros que no descansan adecuadamente puede presentar problemas de memoria, ver mermada su capacidad de aprendizaje, o presentar debilidad en su sistema inmune.

El número total de horas que duerme un perro varía según cada individuo, el periodo de luz solar, la edad, la actividad, el estado fisiológico o el ritmo de vida de su hogar.

Un perro adulto que viven en casa, en un lugar que es totalmente familiar y seguro para él, y que por tanto se puede “abandonar” al sueño siempre que quiera sin temer nada, pueden pasar hasta un 50% o 60% de su tiempo dormitando o durmiendo, tanto en fases de sueño ligero (el mayor tiempo) o de sueño profundo (tiempos más cortos).

Los cachorros necesitan dormir mucho más -un cachorro menor de tres meses puede llegar a dormir durante el 80% o 90% del tiempo-, ya que necesitan crecer y la hormona del crecimiento se secreta durante el sueño. Asimismo mientras menor edad tienen más larga es su fase REM. En los meses posteriores su patrón de sueño se irá asemejando al de un perro adulto.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *