Los ácidos grasos Omega3: claves para tu cachorro

La correcta alimentación del cachorro es fundamental para conseguir que su desarrollo sea armonioso y llegue a ser un adulto saludable. En esta etapa hay ciertos nutrientes cuyo aporte es esencial, ya que de su disponibilidad dependen factores críticos en la conformación física y psicológica de nuestro perro. Los ácidos grasos omega3 son muy importantes en multitud de funciones orgánicas del cachorro, pero lo que mucha gente no sabe es que también influyen decisivamente en su desarrollo cerebral y, por tanto, en los avances de su función cognitiva.

Los omega3 son ácidos grasos poliinsaturados, el organismo canino es incapaz de sintetizarlo de forma endógena a partir de otras grasas, por lo que deben ser aportados en la dieta. Por eso se denominan ácidos grasos esenciales.

Como decíamos antes, participan en multitud de procesos metabólicos y de ellos depende el correcto funcionamiento de muchos órganos y sistemas:

1. Sistema inmunitario:
Potencian el desarrollo del sistema inmunitario, con lo que reducen la probabilidad de infecciones víricas o bacterianas y mejoran la protección inmunitaria en las vacunaciones.

2. Aparato digestivo:
Ejercen, a nivel del epitelio intestinal, un potente efecto antiinflamatorio y de regeneración de vellosidades que permitirán una mejor recuperación de cualquier proceso inflamatorio gastrointestinal. Además los omega3 son nutrientes muy apetitosos para el cachorro influyendo positivamente en la palatabilidad del alimento.

Los ácidos grasos Omega3: claves para tu cachorro

3. Piel y pelo:
Es bien conocido el efecto positivo de los ácidos grasos omega3 en la obtención de una piel sana y un pelo lustroso. Además de su efecto trófico en la dermis, su aporte también es importante en el caso de dermatitis o alergias por su efecto antiinflamatorio y ‘desensibilizante’ natural que eleva el umbral de sensibilidad, lo cual es fundamental para reducir el prurito y el rascado.

BlogGro-655x285

4. Articulaciones:
Un estudio científico de la Facultad de Veterinaria de Montreal ha demostrado que el aporte de altos niveles de omega3 procedentes de animales marinos en la alimentación reduce la probabilidad de osteoartritis y disminuye la inflamación y dolor en aquellas articulaciones que ya están afectadas por dicha patología. También ayuda a mantener la integridad de los cartílagos para prevenir las afecciones articulares durante el crecimiento en los cachorros. (Effects of feeding a high omega-3 fatty acids diet in dogs with naturally occurring osteoarthritis. Journal Animal Physiology Animal Nutrition 2012, Jul 14)

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22805303

5. Sistema nervioso y función cognitiva:
El ácido eicosapentanoico (EPA) y especialmente el ácido docosahexanoico (DHA) son dos tipos de ácidos grasos omega3 esenciales para el correcto desarrollo neuronal de los cachorros, no solo tras el nacimiento, sino también durante el periodo embrionario, con lo cual es básico un buen aporte de omega3 en la dieta materna durante la gestación. Además los altos niveles de EPA y DHA favorecen al correcto desarrollo de la retina y bulbo olfatorio, siendo esenciales para una futura visión y olfato correctos.

La velocidad con que la información es percibida y procesada por el cerebro depende de la presencia de DHA y una deficiencia de este implica un déficit de aprendizaje en el cachorro.

El EPA y DHA están presentes en peces y crustáceos marinos que se alimentan del fitoplancton que los sintetiza. Por eso para garantizar su aporte en el pienso es necesario añadir aceites de pescado o de krill en su formulación.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *