La sección de Obediencia en Trabajo Deportivo IPO

Ya hemos visto en otra entrada la importancia y popularidad del adiestramiento deportivo en los reglamentos o programas de Schutzhund, IPO (antiguo RCI) – que se componen de tres secciones: Rastreo, Obediencia y Protección-, no solo para mantener las cualidades naturales de funcionalidad y temperamento de las razas de trabajo deportivo (Pastor Alemán, Pastores Belgas, Rottweiler, entre otras), sino como una actividad que cualquier aficionado puede practicar con su perro por ocio, para estrechar el vínculo y mejorar su educación.

Eficacia y popularidad

El Schutzhund (en alemán “perro de protección”) es un deporte canino nacido en Alemania en el año 1900 y pensado como una prueba de idoneidad para la aptitud de trabajo del Pastor Alemán, rápidamente se extendió a otras razas que requieren prueba de trabajo deportivo con las siglas de IPO, anteriormente denominado también RCI. Aún con ligeras variaciones entre ellos, todos estos programas son prácticamente idénticos en lo esencial y el objetivo final es el mismo. Su eficacia y popularidad es tal, que la mayoría de los perros de las Unidades Caninas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están entrenados en estos programas, incluso celebran sus propios campeonatos y competiciones.

Concentración, precisión y alegría
Mediante los ejercicios de la sección de Obediencia (llamada B, y cuya puntuación máxima es de 100 puntos), se observan, contrastan y valoran la capacidad de concentración del perro durante toda la prueba, el control y la complicidad con su guía, la actitud, que debe ser alegre y desenvuelta del perro, y la calidad de sus aptitudes naturales y de su entrenamiento. Es importante, como el resto de secciones, como un indicador para seleccionar a los mejores reproductores, para perpetuar las actitudes naturales deseadas en las siguientes generaciones de perros.

Veamos algunos de los ejercicios:

Conducción con correa: el perro, con su collar y correa, debe seguir con alegría a su guía a la voz de mando de “al pie” (Fuss). Su guía caminará unos 40 o 50 pasos en línea recta, sin detenerse, darse media vuelta y después de unos diez o quince pasos, avanzará a paso rápido y a paso lento, siempre con un mínimo de 10 pasos. Al paso normal efectuará como mínimo dos giros a la derecha, un giro a la izquierda y dos medias vueltas.

En el Grupo: Al entrar en el grupo de personas, que se mueven, se muestra la conducción del perro con la correa puesta y el seguimiento libre. Para ello su guía se girará una vez a la izquierda y una vez a la derecha, formando una especie de 8 entre las personas que componen el grupo. Cada vez que se pase entre ellos, el guía se tiene que parar cerca de una de las personas que forman el grupo. El perro solo puede ser recompensado con elogios al salir del mismo, al finalizar la prueba o en la posición base. Seguimiento libre en el Grupo: A la indicación del juez, el guía le quita la correa a su perro, que está en su Posición Base, y ya sin correa vuelve a entrar al grupo. El perro debe seguirle libremente y dentro del grupo se parará al menos una vez.

Sentarse desde un movimiento: Desde la Posición Base, el guía comienza a caminar en línea recta con su perro suelto, al pie. Tras unos diez o quince pasos le da la orden de “Sentado” (Sitz), a la que vez que él se para. El perro debe sentarse rápidamente, a la orden del juez, el guía volverá junto a su perro y tomará la Posición base al derecho, junto a su perro. El perro es penalizado si en lugar de sentarse, se tumba o permanece de pie.

Tumbado con llamada: Antes de que llegue su turno, el guía deja a su perro en un sitio que le indica el juez, y a su señal, le da al perro la orden de “tumbado” (Platz) y el can debe tumbarse sin la correa puesta. A continuación el guía se aleja de su perro, y permanece de pie y dándole la espalda. El perro debe permanecer todo el tiempo tumbado, sin moverse, mientras el otro perro que está en la pista va realizando sus ejercicios. A la orden del juez, el guía vuelve a su perro y se coloca en el lado derecho de él transcurridos unos segundos, y la orden del juez, el conductor da la orden de Sitz a su perro que se pondrá en la posición base, rápido y derecho. Si el perro permanece tumbado pero intranquilo, se levanta o se levanta y se sienta antes de recogerlo, pierde puntos. También lo hace si abandona el lugar donde lo dejó su guía.

Transportar un Apport desde el suelo: El Apport es una especie de pesa de madera de unos 650 g de peso, aproximadamente.

El perro suelto, sentado al lado del guía, recibir una única orden de ”Bring”, deberá correr rápidamente hacia el apport , que el guía ha lanzado con anterioridad a unos 10 pasos aproximadamente, cogerlo, y llevarlo inmediatamente a su presentador. El perro debe sentarse delante de su guía y mantener el apport en su boca hasta que el presentador, tras una pausa de segundos, le retire el objeto con la orden de “suelta” ”Aus”. Seguidamente, y al comando ‘‘Fuss”, el perro se sentará rápidamente al lado de su guía. Si el perro deja caer el Apport o juguetea con él, pierde puntos. Si el perro no lo trae (“lo aporta”, como se denomina técnicamente), se pierden todos los puntos.

Transportar un Apport en salto libre sobre una valla de un metro de alto por 1,5 m de ancho: El guía se sitúa a una distancia ante la valla, mientras que el perro perma-nece suelto al su lado. A la orden de “Salta” ”Hopp”, ”Bring” el perro deberá saltar libre, sin tocar la valla, coger rápidamente el Apport , volver a saltar el obstáculo para retornar, se sienta muy próximo y de frente a su presentador, manteniendo el objeto en su boca hasta que el guía se lo quite a la orden de ”Aus”.

Envío hacia delante y tumbarse: Es un ejercicio complejo para el perro, el guía se dirigirá algunos pasos en la línea recta indicada, junto con su perro suelto. Al mismo tiempo que levanta el brazo, dará a su perro la orden de ”Voraus” y se parará. El perro deberá separarse a paso rápido al menos 25 pasos en la dirección indicada. A la orden de ‘‘Platz”, el perro deberá tumbarse inmediatamente. El presentador puede mantener su brazo alzado indicando la dirección al perro, hasta que este se haya tumbado. A indicación del juez, recogerá a su perro.

El examen de indiferencia al disparo. Al abandonar el grupo, el presentador adoptará por un momento la Posición Base y comenzará entonces el seguimiento libre, entonces se efectuarán dos disparos al aire (con una pistola especial y reglamentaria para este deporte). El perro deberá comportarse indiferente al disparo. Si se muestra temeroso quedará eliminado inmediatamente del examen. Si el perro muestra en el disparo deseos de ataque, será una incorrección mientras permanezca aún cogido por el presentador. La totalidad de los puntos solamente pueden ser conseguidos mediante la indiferencia al disparo.

Deberá de valorarse especialmente la indiferencia al disparo. Los disparos se efectuarán a una distancia de 15 metros y, en concreto, dos disparos en un intervalo de 5 segundos. Si el perro sale corriendo al disparar, quedará eliminado.

Estos son solo algunos de los ejercicios que los perros deben ejecutar junto a su guías o conductor. Todos los ejercicios, las órdenes acústicas, distancias, giros y comportamientos deseados del perro están perfectamente reglamentados según el nivel de la prueba a la que se presente: existen 3 niveles, incrementándose las exigencias de perfección y dificultad a medida que el perro los supera.

Si quieres profundizar en este deporte pincha aquí:

https://www.segurosescriba.com/images/documentos/reglamentos/reglamentos_de_rci-ipo-schh.pdf

http://www.rsce.es/web/images/rsce/IPO/Reglamentos/Reglamento%20IPO%202012.pdf

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *