La rehabilitación con hidroterapia en perros

La rehabilitación y fisioterapia canina son especialidades veterinarias en gran expansión. Gracias a ella, los perros se benefician de las diferentes técnicas que mejoran y alivian sus patologías osteoarticulares y neurológicas.

Una modalidad en auge, y de reconocidas propiedades terapéuticas, es la hidroterapia. Ésta utiliza las propiedades físicas del agua para el tratamiento de diferentes procesos. Se puede realizar tanto en piscina, en la que el animal nada ayudado de un chaleco y guiado por el terapeuta, como en la cinta subacuática, donde el perro camina sobre una cinta regulable en velocidad e inclinación, dentro de una pequeña piscina, en la que se varía la cantidad y flujo de agua acorde al efecto deseado.

¿Por qué en agua? El agua reduce la cantidad de peso que soporta el animal, disminuyendo la carga sobre las extremidades y permitiendo que el ejercicio sea más fácil y llevadero para aquellos perros con dolor en sus articulaciones. La presión hidrostática ejercida por este elemento disminuye la inflamación y el edema y su resistencia es utilizada para favorecer el fortalecimiento muscular. Del mismo modo, por su efecto de estabilización, permite a muchos pacientes realizar ejercicios que no podrían realizar en tierra. En perros con displasia de cadera no clínica, la natación es muy útil para fortalecer la musculatura y estabilizar la cadera sin perjudicar la articulación coxofemoral (articulación de la cadera).

Son muchos los beneficios e indicaciones de la hidroterapia para perros. Se pueden realizar diferentes ejercicios con el objetivo del tonificar la musculatura o reeducar la marcha en afecciones neurológicas. Entre las condiciones para las cuales resulta útil esta terapia se encuentran la artrosis o problemas de movilidad en animales mayores, rehabilitación de fracturas, recuperación tras cirugías ortopédicas como por ejemplo la de la ruptura del ligamento cruzado craneal de la rodilla, tan frecuente, o la rehabilitación de lesiones neurológicas como la cirugía por hernia de disco intervertebral.

También posee sus contraindicaciones, con lo cual ha de elegirse cuidadosamente a los pacientes, pues es peligroso emplearla en animales cardiópatas, con problemas cervicales, infecciones, úlceras o heridas quirúrgicas.

La hidroterapia ha de ser siempre prescrita por un veterinario rehabilitador y realizada bajo supervisión veterinaria.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *