La nutrición en animales esterilizados

La esterilización es una de las intervenciones quirúrgicas más habituales en la clínica diaria. Los motivos que llevan a tomar esta decisión son varios; control reproductivo, higiene, vocalización en gatas, marcaje en gatos y problemas de conducta en perros machos entre otros. También existen ciertas patologías relacionadas con las hormonas sexuales que indican esta cirugía.

Como cambio fisiológico asociado, muy frecuentemente aparece la obesidad porque está relacionada con los cambios que se producen en el metabolismo del animal. Como consecuencia de la reducción de hormonas sexuales circulantes (estrógenos y testosterona), se produce una ralentización del metabolismo similar a la que ocurre en animales geriátricos, pero a una edad más temprana y, a menudo, esto coincide con un mayor apetito en estos animales; por tanto, el aumento de peso vendrá determinado por un desequilibrio entre la ingestión de alimento y el gasto energético. Además, al producirse un cambio en el comportamiento y una menor actividad de los animales esterilizados, este gasto disminuye.

bannercatOriginal

Otras hormonas no sexuales se ven implicadas en el proceso de crecimiento y aumento del tejido graso, como por ejemplo, la leptina que regula el apetito a nivel del sistema nervioso central. En los perros y gatos ya obesos de observa un síndrome de resistencia a esta hormona.

Por todo esto es muy importante, desde el momento de la cirugía, instaurar un plan nutricional específico adaptado a la nueva situación fisiológica de nuestro animal. Existen dietas adaptadas específicas para animales esterilizados, en las que se controlan los niveles de energía, grasa y fibra, ésta última por su efecto saciante y porque ayuda a mantener los niveles de glucosa estables a lo largo de la jornada. También incorporan L-carnitina que estimula la destrucción del tejido graso y potencia el tejido muscular. En el caso de los gatos estas dietas son especialmente importantes, porque ha de mantenerse un nivel de pH adecuado en la orina para evitar la aparición de cálculos urinarios que pueden llevar a una obstrucción (FLUTD).

También los propietarios deben cambiar sus hábitos, es conveniente pesar al animal de manera rutinaria para controlar su peso, no alimentarlo con comida extra o “premios” de manera indiscriminada  y fomentar la realización de ejercicio físico.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Boton-Contacto

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *