La importancia del zinc para los perros

El zinc es un oligoelemento que desempeña un importante papel en muchas funciones metabólicas, con lo cual es imprescindible que nuestras mascotas tengan un suministro suficiente a través de la dieta pero, ¿sabemos realmente para qué es necesario?

El zinc es un mineral muy importante para el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Además forma parte de muchas enzimas (proteínas que catalizan reacciones químicas). Es fundamental para la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos (ADN y ARN) y juega un papel clave en la reproducción y el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Su absorción aumenta a medida que se incrementan sus necesidades, hay que destacar que se absorbe siempre mejor el zinc que proviene de ingredientes de origen animal que él de los de origen vegetal. Es importante que conozcamos que niveles excesivos de otros minerales como el hierro, el calcio y el cobre, reducen su absorción, de ahí que siempre insistamos en el riesgo de la suplementación mineral. Siempre y cuando suministremos a nuestro gato o perro una dieta completa, equilibrada y de calidad no es conveniente hacerlo, pues podemos interferir en la absorción y metabolismo de diferentes minerales y afectar con ello a las diferentes funciones que desempeñan.

En el caso de animales jóvenes su deficiencia causa retraso en el crecimiento porque es básico para la síntesis de proteínas. Debido a ello aparecerán también lesiones cutáneas, dermatosis, pelo y piel secos y quebradizos, alopecia e hiperqueratinización. Puede aparecer también falta de apetito, disfunción del sistema inmune y alteración de la función reproductiva.

En el pasado se dieron numerosos casos de enanismo asociado a alopecia generalizada por deficiencia de zinc en perros de razas grandes. Esto fue motivado por suministrar un exceso de calcio en pastillas vía oral durante el crecimiento, hábito muy común hace unos años.

Algunas razas están predispuestas genéticamente a sufrir alteraciones en la absorción y metabolismo del zinc, con diferentes grados de gravedad, asociadas a una causa hereditaria. Entre ellas se encuentran el Bull Terrier —raza en la que puede manifestarse de manera más grave—, Siberian Husky, Alaskan Malamute. En el caso de otras razas, como el Gran Danés o el Doberman, se manifiesta más levemente, pudiéndose expresar solamente en periodos de estrés fisiológico en forma de lesiones cutáneas que suelen responder bien a la suplementación oral.

De nuevo, insistimos, vemos la importancia de administrar a nuestros animales una dieta equilibrada y completa que no deje opción a que sufran ningún tipo de deficiencia nutricional que interfiera con su salud.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *