La importancia del hierro y su relación con la anemia

before the bath

Contrariamente a lo que se suele pensar, el hierro está presente en todas las células del organismo, no solo en la hemoglobina y la mioglobina, moléculas proteicas presentes en los glóbulos rojos y los músculos respectivamente. Ambas transportan oxígeno, la hemoglobina a todos los tejidos del organismo y la mioglobina a las células musculares. El hierro es también un cofactor de muchas otras enzimas y su papel en diversas reacciones metabólicas es muy importante.

 

Es un mineral que se absorbe muy mal en la mayoría de los animales, y lo mismo sucede en los perros y gatos. Generalmente solo un 5 % del hierro ingerido con la dieta es absorbido en el intestino. Otros minerales como el zinc, y otros factores dietéticos como los fitatos, fosfatos y oxalatos interaccionan con el hierro y dificultan su absorción. En determinados momentos de la vida, como durante la gestación o en la fase de crecimiento, los animales asimilan mejor el hierro presente en los alimentos. Además, el hierro en forma “hemo” procedente de la hemoglobina y presente en muchos alimentos de origen animal (fundamentalmente en las vísceras, como el hígado y los riñones, y en menor cantidad en la carne) se absorbe con mucha más facilidad que el “no hemo” procedente de otros alimentos de origen animal y de todos los vegetales.

 

En los alimentos comerciales para perros y gatos de calidad, el hierro añadido suele incorporarse en forma de quelatos, es decir, unido a una molécula proteica que impide que interaccione con otros minerales antagonistas y así se asegura su correcta asimilación en el organismo.

 

La consecuencia del déficit de hierro en la dieta es la anemia. Pero este tipo de anemias por deficiencia dietética de hierro son muy raras en los perros y los gatos. En ambas especies es más habitual la deficiencia de hierro por pérdida crónica de sangre, por hemorragias o parasitosis graves.

 

Por tanto, el hierro es un mineral fundamental en el organismo, muy relacionado con el transporte de oxígeno en la sangre que alimenta todos nuestros tejidos. Por ello su correcta administración en los alimentos de nuestras mascotas es muy importante para mantener intactas su salud y su vitalidad.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *