La importancia del hierro en la alimentación de perros y gatos

Sabemos que el hierro es un mineral muy importante que ha de estar presente en cantidades suficientes en la dieta de nuestras mascotas. Pero, ¿cuáles son sus funciones?, ¿dónde radica su importancia?

El hierro está presente en todas las células del organismo, aunque la mayoría forma parte de dos moléculas proteicas: la hemoglobina y la mioglobina. La hemoglobina se encuentra en los glóbulos rojos y su función es la de transporte de oxígeno desde los pulmones a los tejidos. En el caso de la mioglobina transporta el oxígeno para su uso inmediato por parte del músculo. Es, por tanto, fundamental para el metabolismo porque garantiza un correcto aporte de oxígeno al organismo.

En caso de pocas reservas orgánicas o que exista mayor necesidad metabólica de hierro –durante el crecimiento, la gestación o la práctica de deporte– aumenta la facilidad con la que el organismo lo absorbe. Es destacable que el hierro procedente de la hemoglobina y mioglobina de alimentos de origen animal se absorbe mejor que el que procede de un origen vegetal.

El hierro se transporta vía sanguínea unido a una proteína transportadora que se llama transferrina. Los principales lugares de depósito en el organismo son médula ósea, bazo e hígado. El hierro es almacenado con gran eficacia y, además, la hemoglobina es reciclada y reutilizada.

Las necesidades de hierro aumentan si hay una pérdida grande de sangre, por ejemplo, durante el parto, o un procedimiento quirúrgico, así como en períodos que requieran un mayor aporte de oxígeno, como es el caso de perros que desarrollan una intensa actividad física.

dog-869034_640

También en el caso de parasitosis intestinales, infestaciones por parásitos externos como las pulgas o patologías gastrointestinales aumentan la necesidad de este mineral, pues se produce una anemia cuyos síntomas se exteriorizan como debilidad, depresión y falta de actividad. Del mismo modo, en casos de desnutrición o nutrición inadecuada, se puede presentar anemia por deficiencia de este mineral.

Es crucial que nuestra mascota consuma una alimentación de calidad y equilibrada. Un consumo excesivo de hierro puede resultar tóxico y una presencia de altas cantidades de zinc inhibe su absorción. Hay que destacar que la absorción del hierro se facilita cuando la alimentación del animal contiene una proteína de alta calidad.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *