La displasia de codo

Aunque casi todos hemos oído hablar en alguna ocasión de la displasia de codo, muchos tenemos dudas acerca de lo que realmente es, a qué perros afecta, sus síntomas, su tratamiento, que pronóstico tiene, etc. En una lista de siete puntos vamos a intentar sintetizar toda esta información:


1. ¿Qué es?
La displasia de codo es un síndrome de malformación en la articulación del codo, tiene un componente hereditario y también una importante influencia ambiental, que depende de múltiples factores que relacionados con el manejo y la alimentación de nuestro perro. Al avanzar el proceso evoluciona inexorablemente a una degeneración articular. Puede ser causada por cuatro alteraciones:

a. No unión del proceso ancóneo del cúbito
b. Fragmentación de la apófisis coronoides medial del radio
c. Osteocondritis disecante del cóndilo interno del húmero
d. Incongruencia articular del codo

Estas tres últimas condiciones suelen darse conjuntamente. En cualquier caso, el resultado es una mala congruencia de la articulación y el desarrollo de enfermedad articular en el codo del perro.

2. ¿A qué perros afecta y cuáles son sus síntomas?
La displasia de codo afecta sobre todo a perros grandes como el Golden Retriever, Pastor Alemán o Labrador Retriever pero ninguna raza o perro mestizo debe ser excluido del riesgo de padecer esta enfermedad, debido a la complejidad y carácter multifactorial del proceso.

El motivo de consulta veterinaria de un perro con displasia de codo es, evidentemente, la cojera. El propietario suele referir una cojera leve, a menudo difícil de detectar, y bilateral, es decir, da la impresión de que unos días cojea de una extremidad y otro día de otra. Mejora relativa pero no completamente con el reposo y los antiinflamatorios y empeora con el ejercicio.

La edad media de presentación en el caso de no unión del proceso ancóneo del cúbito está entre 5 y 8 meses de edad, o animales adultos que sufren de cojera aguda por una no unión antigua no detectada anteriormente.

En el caso de presentación de las otras tres condiciones, esta puede retrasarse y aparecer alrededor de los 13 meses de edad.

La displasia de codo

3. ¿Cómo podemos prevenir o minimizar la aparición de los síntomas?
En un perro con predisposición genética a padecer displasia de codo se manifestará de forma más patente si le sometemos a ejercicios violentos, como saltar bruscamente o correr de forma excesiva cuando es cachorro y sus articulaciones y huesos aún no están bien conformados. Lo mismo sucede si le alimentamos con un pienso demasiado energético (alto en grasa) o con una relación Ca/P inadecuada. Al igual que ocurre en la displasia de cadera y otras patologías articulares multifactoriales, la alimentación y el manejo de del cachorro son fundamentales para prevenir la aparición de la enfermedad, incluso cuando el factor hereditario existe.

4. ¿Cómo se diagnostica?
La displasia de codo se diagnostica en base a los síntomas clínicos y a la exploración ortopédica. Pruebas como radiografías o TAC (Tomografía axial computerizada) confirmarán la sospecha de la existencia de displasia. Es importante valorar los dos codos, pues su presentación suele ser bilateral.

5. ¿Cuál es su tratamiento?
El tratamiento de la displasia de codo es quirúrgico, salvo aquellos casos leves y controlados en los cuales se puede instaurar un tratamiento conservador (farmacológico más fisioterapia). Durante la cirugía se realizará la extracción o fijación de los fragmentos inestables, dependiendo de la patología que presente el codo, y una osteotomía cubital para mejorar la congruencia articular según el caso. También el procedimiento, según la situación articular, puede ser abierto (artrotomía) o bien por artroscopia, con lo cual la invasión quirúrgica a la articulación es mínima.

Como tratamiento higiénico-dietético se recomendará utilizar una dieta articular: tipo Joint&Mobility, con condroprotectores y altos niveles de omega 3, para reducir la inflamación y un racionamiento para mantener al perro delgado, ya que el sobrepeso es un agravante en la mayoría de patologías articulares.

6. ¿Cuál es su pronóstico?
Los perros operados de displasia de codo, una vez superado el tiempo de convalecencia llevarán una vida perfectamente normal, siempre bajo supervisión veterinaria. Un tratamiento rehabilitador acelerará su recuperación.

7. ¿Qué puedo hacer como propietario?
Si el perro ya ha sido diagnosticado de displasia de codo, seguiremos las prescripciones veterinarias y es fundamental un control del peso, ejercicio moderado y una alimentación adecuada. Como ya se comentó más arriba, existen en el mercado dietas específicas para el tratamiento concomitante de la enfermedad articular, cuyos ingredientes ejercen una acción protectora sobre el cartílago articular, retrasan la degradación de la articulación y la aparición de artrosis y poseen un efecto antiinflamatorio.

En el caso de un perro joven de raza grande o predispuesta a esta enfermedad, es imprescindible administrarle una dieta adaptada a su ritmo de crecimiento, que favorezca un desarrollo armonioso y a una velocidad adecuada, nutricionalmente equilibrada y con ingredientes específicos que protejan sus jóvenes articulaciones para un futuro.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Boton-Contacto

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

4 comentarios en “La displasia de codo

  1. Hola, me gustaria recibir informacion sobre la nutrición que debe seguir un perro con Displasia de codo, que % de proteina debe tomar sacos de pienso, o si me decido hacer el puchero de comida que proporcionés debo poner de cereal, verduras y proteinas.
    Muchas gracias

    1. Hola Judith, muchas gracias por tu comentario y por tu interés en nuestro Blog.
      Para poderte aconsejar con la mayor precisión posible, nos gustaría que nos indicaras por favor el peso o tamaño de tu perro (Mini, Medium, Maxi o Gigante) y su edad.

      Estaremos encantados de recibir tu respuesta.

      Un cordial saludo

  2. Hola. A mi perro dálmata macho de seis años y 29’5kg de peso le diagnosticaron ayer displasia de codos del tipo en que hay un pequeño escalón entre la cabeza articuladora del cúbito y la del radio (no sé cómo de llama a ese tipo de displasia). El caso es que de todo lo que leo en internet, incluido este blog, siempre leo que se trata con cirugía, medicamentos y rehabilitación, y a mí los veterianarios no me han dicho nada de cirugía, el único tratamiento que me han puesto es que le dé piensos que contengan glucosamina y condroitína sulfato (que le proporcione una cantidad concreta de estas sustancias, sin pasarme ya que con el tiempo dejará de responder y habrá que aunmentarle la dosis) y me dijo que cuando ya no fuera suficiente con esto entonces pasaríamos a los medicamentos. También me ofusca que estoy leyendo que se detecta como muy tarde al año de edad, mi perro empezó a cojear hace solo un mes, teniendo seis años, y eso que hecemos muchísimo ejercicio y él está siempre haciendo el loco. En fin, me gustaría tener una segunda opinión porque estoy viendo muchas diferencias entre internet y mi veterinario (al que por cierto no cuestiono en absoluto). Espero su respuesta, muchas gracias!

    1. Hola Marta. Dependiendo del grado de displasia se aconseja el tratamiento conservador o bien el quirúrgico. La displasia de codo se debe a una mala congruencia articular donde están implicadas varias estructuras. Quizá una segunda opinión de un veterinario especializado en traumatología y ortopedia te resulte aclaratoria. Esperamos haberte ayudado y gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *