La alimentación de tu perro en vacaciones

Si nuestro perro nos acompaña en el nuevo destino veraniego, es importante que intentemos mantener algunos hábitos esenciales para que se sienta seguro y se integre rápidamente en su nuevo entorno. Y que no se vuelva caprichoso con su alimentación es uno de los más importantes. Sigue estos 3 pasos para la alimentación de tu perro en vacaciones.

1. Mantener el mismo alimento que durante el resto del año
Una vez instalados en el lugar de veraneo, lo principal es que, además de disfrutar con nuestra mascota y compartir buenos momentos juntos, sigamos en lo posible las rutinas de cuidados a las que está acostumbrada. Esto le facilitará el proceso de adaptación a su nuevo hogar y le proporcionará confort.

Una de las más importantes es su alimentación. Lo mejor para su salud es que coma el mismo pienso al que está acostumbrado, para contribuir a su bienestar digestivo.

ArionOriginal

Si nos vemos obligados a cambiarle el alimento (por que se nos ha olvidado, no tenemos suficiente cantidad o no podemos conseguirlo) intentaremos hacerlo antes de su pienso habitual se nos acabe: iremos incorporando poco a poco el nuevo mezclándolo con el suyo de siempre, para facilitar en lo posible la transición alimentaria.

La alimentación de tu perro en vacaciones

2. ¿Tiene menos apetito?
Es bastante habitual que al cambiar de casa (en la playa, el campo, el pueblo, etc…), de hábitos o tras los viajes, el perro se encuentre un poco desubicado hasta que se va familiarizando con la novedad. El calor del verano también contribuye a que algunos perros sientan menos apetito.

Sí es así procura alimentarle en las horas más frescas del día, y con un pienso de alta palatabilidad, que le apetezca comer. También puedes rehidratarlo con un poco de agua tibia para hacérselo más apetitoso.

 3. Conservación e higiene
Con la llegada de las altas temperaturas es fundamental guardar el pienso en un lugar lo más fresco y seco posible, para garantizar que sus propiedades organolépticas y nutritivas estén intactas y que se le puede proporcionar al perro con todas las garantías.

Ya os hablamos en un post sobre los inconvenientes y desventajas de la alimentación a libre disposición (dejar el alimento en su comedero y que coman cuando ellos quieran): pues bien, en época estival es esencial que el pienso del perro (tanto en su envase como en el comedero) esté a salvo de insectos, de los efectos degradantes del sol, del calor y de la humedad.

Y una vez que el perro haya terminado de comer es aconsejable limpiar y secar bien su recipiente. La higiene es primordial en verano.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *