¿Es bueno cortar el pelo a los perros en verano?

Existe una costumbre, cada vez más extendida, de rapar a nuestros perros en la época estival. Con ello sus propietarios piensan que están más frescos y que esto les ayuda a soportar mejor las altas temperaturas. Pero durante el verano, ¿sirve realmente de algo cortar el pelo a los perros?
Esta extendida creencia se debe a que humanizamos a nuestras mascotas y solemos pensar que el pelo se corresponde con su prenda de abrigo y, por tanto, en verano no lo necesita. Pero en realidad el pelo es un aislante térmico, tanto para el calor como para el frío. Los perros poseen un cojín de aire cutáneo retenido entre el pelaje que los aísla de la temperatura exterior. Cuando cortamos el pelo eliminamos esta capa aislante y además reducimos la barrera natural que les protege de los rayos UVA, no solo de forma física, sino mediante la secreción de una película grasa que funciona como un protector solar.
La naturaleza es muy sabia y con la muda primaveral los perros ya eliminan la borra, un tipo de pelo especial que les ayuda a mantenerse más calientes en invierno. El resto de pelo que mantienen en verano no les da calor, sino que les refresca. Lo que es muy importante es cepillar diariamente a nuestro perro durante el periodo de muda para eliminar el pelo muerto y la borra. Solo debemos cortar los pelos que presenten nudos, que no dejan respirar la piel y les predisponen a eczemas, o los que puedan molestarle desde el punto de vista funcional.

dog-200942_640
Tampoco debemos confundir el corte de pelo estético propio del standard de cada raza con el que actualmente está de moda para ciertas razas en verano. La mayor parte de las veces, ambos no tienen nada que ver. El arreglo propio del standard de las diferentes razas, que es el que vemos en los concursos de belleza canina, suele respetar una longitud mínima del pelo, aún teniendo en cuenta la estética propia de la raza.
Por tanto si llevamos a nuestro perro en verano a la peluquería, lo cual es muy recomendable, debemos solicitar al profesional una limpieza intensa del pelaje muerto, corte y arreglo de los posibles nudos, y eliminar aquel exceso de pelo que pueda limitar a nuestro perro de forma funcional, en su movilidad o en la visión, pero no pidamos un corte drástico y radical porque le estaremos perjudicando a la hora de mantenerse fresco.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *