Enfermedades de la próstata en perros

Enfermedades de la próstata en perros

Las afecciones de próstata son uno de los motivos de consultas veterinarias más frecuentes en los perros de mediana edad y fundamentalmente en los de edad avanzada (a partir de los ocho o diez años de media), si no están esterilizados. El tamaño de la próstata varía con la edad, y un gran porcentaje de machos en edad avanzada (hasta un 80 %) presenta un aumento anormal de la glándula prostática. La detección precoz de las patologías prostáticas es muy importante, y permaneced atentos ante cualquier signo o síntoma, que a veces no es muy evidente.

¿Qué es la próstata?
Es una glándula del aparato reproductor del perro que se encuentra situada a continuación de la vejiga urinaria y por cuyo interior discurre un trayecto de la uretra. Esta glándula participa en la producción del semen.

Tu perro ya es mayor ¿has notado si le sucede algo así?

– Dificultades en la micción.

– Incontinencia.

– Orina turbia, poco clara.

– Presencia de sangre en la orina.

– Presencia de sangre en la eyaculación.

– Trastornos locomotores (cojera de las patas traseras, rigidez, molestias en la espalda).

– Heces planas, estreñimiento o molestia al defecar.

– Fiebre, pérdida de peso, falta de apetito o vómitos.

Enfermedades de la próstata en perros

Las patologías prostáticas más frecuentes
Existen varias patologías prostáticas, y en la mayoría de ellas están implicadas las hormonas (testosterona). Requieren un diagnóstico diferencial preciso, ya que muchas cursan asintomáticas o con síntomas comunes a varias de ellas.

Hiperplasia Benigna de Próstata: con el envejecimiento, y por efecto de las hormonas, el tamaño de la próstata del perro aumenta y es lo que se conoce como Hiperplasia Benigna de Próstata, que provoca molestias en el perro y que si no es tratada precozmente puede dar lugar a otras complicaciones derivadas como quistes o infecciones. En la mayoría de los casos no da signos clínicos u ofrece una sintomatología variada, aunque algunos de sus síntomas más frecuentes incluyen dificultad al orinar y al defecar, estreñimiento, presencia de sangre en la orina o molestias al caminar.

Para establecer un correcto diagnóstico, el veterinario realizará una palpación prostática, y pruebas específicas como radiografías y ecografías. Tiene buen pronóstico con tratamiento terapéutico y en los casos en los que es posible, por la edad o estado fisiológico del macho, la esterilización suele estar recomendada.

-Prostatitis: se trata de una infección bacteriana de la próstata, es muy común y puede convertirse en crónica.

-Abcesos: Es una forma grave de la prostatitis, que se produce por una acumulación de pus en el parénquima glandular. El tratamiento es farmacológico y quirúrgico.

Tumores: Normalmente se trata de adenocarcinoma de próstata, que se origina en el tejido glandular. Aunque puede presentarse en cualquier raza, se observa una mayor incidencia en perros de razas de gran tamaño.

Recomendaciones
Para prevenir las complicaciones de salud derivadas de la próstata en los perros ya en la edad madura, es conveniente realizar chequeos geriátricos con nuestro veterinario para poder detectar precozmente la existencia de problemas derivados de esta glándula y así establecer los tratamientos o cirugías más indicados antes de que constituyan un riesgo severo para el bienestar del perro.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *