El skijoring ¿Qué es?

Con la llegada del invierno lo hacen también las primeras envadas, y esto nos da la oportunidad de practicar varios deportes con nuestro perro. Uno de ellos es el skijoring, una combinación entre el mushing y el esquí de fondo. 

Lo primero que debemos saber es que para practicar skijoring, el  perro debe estar equipado con un arnés similar al que usan los perros que tiran de un trineo. Al arnés se une una cuerda o guía, que se engancha a su vez al esquiador por un cinturón especial, o se ata alrededor de su cintura. En esta actividad, que se puede realizar en circuito o campo a través, el equipo puede alcanzar incluso los 40 km/h. Podemos entrenar con uno o más perros.

No hace falta ser un experto esquiador para practicar el skijoring, ni nuestro perro de una raza nórdica determinada, ni siquiera tiene que ser un perro especialmente grande, porque se le proporciona parte de la potencia que necesita mediante la ayuda del esquiador con los bastones.

skijoring

Nuestro perro solo necesita estar saludable, lleno de energía, y motivado para correr por el simple placer de correr. Como en cualquier deporte o actividad de alta energía, debemos someterlo antes a un chequeo veterinario y comenzar un entrenamiento paulatino.

Es deseable que sea un perro de talla media, atlético y adaptado a la larga distancia para practicar este deporte. Ha de poseer un manto de pelo y subpelo lo suficientemente espeso como para garantizar su resistencia al frío.

Las razas que tienden a ser más vistas participando en este deporte en mayor número son las razas del norte, aquellas con pesados ​​abrigos de pelo, o cruces de las mismas llamadas alaskanes.

Nuestro perro debe estar entrenado debidamente y saber ignorar a otros perros para no interferir con ellos o en nuestra ruta. De hecho, en competición, la distracción o la interacción con otros perros es penalizable.

  • ¿Qué equipo necesitamos?

Necesitaremos los arneses de tiro para nuestro perro, el cinturón para nosotros y el equipo básico de esquí de fondo. Para la salud y seguridad de ambos, asegurémonos de que todo el equipo está aprobado para su uso en skijoring específicamente,  para evitar dañar a los perros.

  • Adecuada progresión

Comenzaremos lentamente y con carreras cortas. Nuestro perro debe estar ya familiarizado con el uso del arnés antes de emprender carreras más largas, y avanzaremos en distancia y velocidad en base a la evolución del perro. Debemos enseñar al perro a tirar bien practicando canicross o bien bikejoring o patinar antes de que tire por primera vez de nosotros con los esquíes.

  • Cuidemos sus almohadillas

No debemos olvidar el cuidado de sus almohadillas, para lo cual utilizaremos, además de los productos necesarios, unos booties de neopreno, tal como apuntamos en una anterior entrada.

Podemos, de esta manera formar con nuestro perro un equipo perfecto, y disfrutar tanto de paseos y esquí de fondo, como de las numerosas competiciones que se celebran en invierno, dada la popularidad que está alcanzando.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *