El husky siberiano, un trabajador con carácter

El  husky siberiano es una raza originaria del noreste de Siberia, y conocida por su increíble resistencia y  voluntad de trabajar. Clasificada por la FCI en el Grupo 5: perros tipo Spitz y tipo  primitivo, Sección 1: perros de trineo nórdicos. Su temperamento decidido y sereno le hace un perro muy versátil, que es capaz de desempeñar diversos trabajos.

Es de tamaño mediano, compacto y fuerte, de proporciones equilibradas y osamenta moderada y tiene una gran capacidad de trabajo y resistencia. El Husky se mueve de manera fluida y libremente, aparentemente sin esfuerzo. Los machos pueden alcanzar a la cruz la altura de 53,5 a 60 cm, con un peso que puede oscilar entre los 20 y 28 kg. Las hembras miden a la cruz entre 50,5 y 56 cm y pesan de 15,5 a 23 kg.

Debido a su origen siberiano, una de las zonas más frías del globo, los huskys tienen una capa más gruesa de pelo en comparación con otras razas,  compuesta de una capa interna de subpelo denso y una capa superior más larga y gruesa, aunque la ausencia de capa interna durante la muda es normal. Se permiten todos los colores desde el negro hasta el blanco puro. Es común una variedad de marcas en la cabeza, incluyendo muchos patrones llamativos que no se encuentran en otras razas.

Su cabeza,  de tamaño medio, está en proporción con el cuerpo, con un bozal que es igual en longitud al cráneo y con un tope bien definido. El color de su nariz depende del color del pelo del perro. Es de color negro en los perros grises, marrones o negros, y marrón en perros de pelo cobrizo y en los perros de color blanco puro. Los ojos, de forma ovalada y tamaño mediano están moderadamente separados y pueden ser azules, marrones, ámbar o cualquier combinación de los mismos. Pueden ser incluso mitad azul y mitad marrón, o los perros pueden tener incluso un ojo azul y un ojo marrón.

Las orejas, erectas, y de tamaño medio, son de forma triangular, situadas en lo alto de la cabeza. Lleva la cola sobre la espalda en una curva en forma de hoz. Una característica de esta raza es que posee pelos entre los dedos de los pies para ayudar a mantener el calor y mejorar el agarre en la nieve.

Una de las principales utilidades del Husky ha sido el transporte de mercancías sobre las vastas áreas heladas del gran norte. El arrastre de trineos es su especialidad, gracias a su gran fortaleza, su resistencia y su temperamento adaptado a un sistema jerárquico que facilita el trabajo en equipo y el seguir a un líder. De hecho, estos perros fueron decisivos en la exploración de ambos polos y el éxito de la expedición de Amundsen, que alcanzó por vez primera el Polo Sur, dependió en gran medida de la fuerza y valor de sus perros groenlandeses, una raza muy similar a los huskys, que superaron condiciones infernales y su adaptación a la nieve y el frío le permitieron al noruego Amundsen ganar la carrera por ser el primer hombre en alcanzar el Polo Sur.

Hoy día se le utiliza habitualmente en mushing y canicross y también es muy popular en exposiciones de belleza, donde frecuentemente aparece en el podium por su elegancia y espectacular movimiento.

Una de sus características más peculiares es que aulla con frecuencia y, en general, tiende a ladrar menos que otras razas. Esta característica es común a otras razas nórdicas de tipo lupoide que, precisamente por su estrecha relación genética con los lobos, tienen patrones de comportamiento muy similares. Por esto, no debemos olvidar que estos perros tienen un acusado instinto depredador y debemos tener cuidado cuando paseemos con un husky cerca de rebaños de ovejas, gallineros, etc., si no queremos tener algún disgusto.

Es una raza de gran rusticidad, con escasa predisposición a enfermedades hereditarias. Pueden darse algunos casos de displasia de cadera o alteraciones oculares como cataratas juveniles, o patologías corneales, pero de forma esporádica y, en todo caso, con una incidencia muy inferior a otras razas. Propensos a sufrir dermatitis sensible a la deficiencia de zinc, es imprescindible que consuman una dieta equilibrada y con las cantidades necesarias de este oligoelemento.

No requiere unos cuidados especiales, salvo un cepillado regular para conservar su manto en adecuadas condiciones y ejercicio frecuente.

Puedes encontrar más información sobre el Husky Siberiano consultando las características de su estándar en la página de la FCI http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/270g05-es.pdf

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *