El calcio ¿endereza las orejas de los cachorros?

Todavía es muy frecuente escuchar que un suplemento a base de calcio ayuda a levantar las orejas de tu cachorro, cuando deberían estar erguidas. ¿Es esto cierto? ¿Es conveniente o perjudicial?

Que un perro levante o no las orejas depende de varios factores, como la raza y la genética de sus antecesores. Si alguno de ellos tenía las orejas dobladas es muy probable que a nuestro perro le suceda lo mismo.

El desarrollo principal de las orejas sucede a partir de los tres meses de edad. Cada cachorro es diferente pero podemos decir que entre los cuatro y siete meses estarán erguidas, si esa va a ser su forma natural. Es frecuente ver que entre los cuatro y seis meses, en el momento del reemplazo de la dentición, se produzca una ligera caída de las orejas, y esto fue atribuido en el pasado a una falta de minerales, en concreto, de calcio, aunque realmente parece ser debido a una irritación de las fibras nerviosas provocada por este cambio en la dentición. Además, hay que recordar que el cachorro está en pleno crecimiento, al igual que el cartílago de la oreja que todavía no soporta todo el peso del pabellón auricular, pues es débil y flexible.

El pabellón auricular está formado por una estructura cartilaginosa recubierta de piel y músculos. El cartílago no fija el calcio, y no se ha demostrado científicamente que este juegue un papel importante en el retorno de las orejas a su posición o que influya en que éstas se levanten o no.

Si el cachorro recibe una dieta de calidad, equilibrada y nutricionalmente completa un suplemento de calcio es inútil, incluso llegando a ser peligroso. El exceso de calcio puede provocar muchos problemas futuros durante el crecimiento porque puede favorecer la aparición de trastornos esqueléticos como un crecimiento menor, articulaciones engrosadas, malos aplomos, osteocondrosis, etc. Una  cantidad elevada de calcio disminuye la absorción de zinc y cadmio, lo que supone un menor apetito, pelo sin brillo y áspero, problemas oculares y epidérmicos.

Siempre y cuando el cachorro siga una dieta equilibrada, no es necesaria una suplementación de calcio. Sólo es cuestión de esperar, si las orejas han de quedar levantadas, levantadas se quedarán.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *