Cómo actuar ante un golpe de calor

Cómo actuar ante un golpe de calor

El golpe de calor es una grave emergencia que pone en serio riesgo la vida de nuestro perro. En cuanto notemos los primeros síntomas hay que actuar con presteza e intentando no perder los nervios, ya que nuestra primera reacción puede ser fundamental para salvarle la vida. Te explicamos qué hacer ante un golpe de calor en tu perro.

1. Los síntomas: si observas algo así
– Fuertes jadeos y el perro presenta dificultad para respirar
– Su temperatura corporal sobrepasa los 42ºC.
– La lengua y las mucosas presentarán entonces un color rojo brillante para terminar siendo cianóticas o azuladas, debido la deficiente oxigenación de la sangre.
– La saliva se espesa y el perro vomita con frecuencia.
– El ritmo cardiaco aumenta y aparece debilidad o astenia.
– El perro se vuelve progresivamente inestable  y puede resultar en colapso, convulsiones, coma y la muerte, que  sobreviene rápidamente.

2. ¿Qué puedes hacer?
Para auxiliarle mientras llega el veterinario o los trasladas hacia la clínica, debes actuar con celeridad:
1. Hay que enfriar al perro rápidamente:
– Colócale en el lugar más fresco que encuentres.
– Sumérgelo o empápalo con agua fría (mételo en una bañera, en un balde o lo que te pueda servir en ese momento)
2. Controlar su temperatura
-Tómale la temperatura rectal cada 10 minutos aproximadamente para comprobar su evolución.
-Intenta que vaya bebiendo agua fresca poco a poco.
-En cuanto la temperatura ya esté en 39ºC, detén el proceso de enfriamiento, para que no se presente una hipotermia.
3. Trasladarlo al veterinario
Llévalo urgentemente, ya que el golpe de calor puede tener consecuencias como la insuficiencia renal, sangrados espontáneos, arritmias o convulsiones que pueden aparecer días más tarde tras producirse el episodio.

Cómo actuar ante un golpe de calor

3. ¿Por qué se puede producir?
Los perros no sudan, tan solo transpiran levemente a través de las almohadillas plantares, por ello son muy sensibles a las altas temperaturas. El único mecanismo natural que poseen para controlar su temperatura corporal es el jadeo. Cuando la temperatura del ambiente se asemeja a la temperatura corporal del perro, el intercambio de aire caliente-frío que se produce cuando jadean no es suficiente para mantenerlo fresco y puede sobrevenir el comienzo de un golpe de calor.

La prevención de situaciones potencialmente peligrosas para el perro en verano es la mejor forma de evitar que esto suceda. Por ello te recomendamos que tengas en cuenta las siguientes circunstancias:

– No dejarlo jamás encerrado en un coche.
– No realizar ejercicio o deporte en las horas de máximo calor.
– Mucha atención si es perro es mayor, cachorro o padece algún tipo de trastorno respiratorio o cardiaco, ya que entonces su vulnerabilidad aumenta.
– Si tienes un perro braquicéfalo, ya sabrás que su umbral de tolerancia al calor es muy bajo. Especial cuidado con ellos, incluso en casa.
– El perro debe disponer siempre de un lugar sombreado y bien ventilado si pasa tiempo en el exterior y por supuesto todos deben tener la posibilidad de beber agua fresca en cualquier momento.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *