Cocker Spaniel Inglés, todo sobre esta raza

Es uno de los perros más populares y conocidos en todo el mundo, el Cocker Spaniel Inglés irradia alegría, es inteligente y adora la compañía de su familia, ya no le gusta estar solo. Su llamativo pelaje, abundante en las orejas y patas, y esa mirada inconfundible que le ha hecho “reinar” en millones de hogares.

De origen español

Existe cierta controversia sobre el origen de su nombre. Numerosos expertos creen que viene derivado del vocablo en antiguo francés “espaigneul”, que quería decir “perro español” en alusión al país de donde venían procedían los perros originales, en el territorio fronterizo entre Francia y España. Según otra teoría, estos primeros spaniels llegaron a Inglaterra acompañando a sus dueños españoles, que regalaron numerosos ejemplares a la aristocracia inglesa. Ambas corrientes de opinión coinciden en el origen español de esta popular raza. Una vez asentados los perros en Gran Bretaña, fueron seleccionando los de menor tamaño y les añadieron el nombre de “Cocker”, derivado del término inglés “woodcock” que significa “becada”, ya que este perro era muy apreciado en la caza de esta ave. Aunque también se cree que el origen del término “cocker” que se trata de una derivación de “cocking”, que es el término inglés para la focha de agua.

El English Cocker Spaniel fue reconocido como raza en el siglo XIX por el Kennel Club inglés.

Alegre, activo y algo territorial

El Cocker Spaniel Inglés un perro fuerte, atlético y de cuerpo compacto, ya que la medida del suelo a la cruz y de ésta a la cola es prácticamente igual

Uno de sus rasgos más llamativos, y que define a la perfección su carácter es que plasma su alegría innata en el constante movimiento de su cola. El Cocker es dinámico y disfruta con el ejercicio, tanto de largos paseos por la ciudad como de una buena excursión por el campo, donde se ecuentra a sus anchas, sin embargo, esto no es óbice para que sea un gran compañero en el hogar (adoran la compañía de su familia), donde no debe mostrarse hiperactivo, el Cocker es un perro “muy vital”, pero debe comportarse de una manera equilibrada y sosegada en casa, y eso se consigue con una correcta socialización y educación.

Su temperamento determinado y algo obstinado en ocasiones, necesita una socialización desde muy pequeño, y una educación paciente pero constante, ya que los Cockers despliegan todos sus encantos y zalamerías para intentar salirse con la suya desde cachorros. Un Cocker bien educado, que conoce las normas de su casa y que está acostumbrado a la gente, a los ruidos y a multitud de situaciones, será un perro sociable, equilibrado y confiado.

La leyenda urbana

Mucho se ha hablado sobre el carácter de esta raza, especialmente sobre los perros de color rojo o dorado; en el pasado se fue creando el mito de estos Cockers tenían mal carácter, eran excesivamente nerviosos y tendían a ser agresivos y excesivamente posesivos con sus juguetes o con su comida.

Es posible que esta “leyenda urbana” se forjara a partir de algunos casos aislados (seguramente de perros mal educados), y a fuerza de repetirse se construyó este mito, ya que no existe ninguna razón para seguir creyendo que los Cockers de color dorado o rojo tienen problemas de comportamiento.

Un colorido espectacular

Aunque comúnmente pensemos en la imagen del Cocker Spaniel Inglés dorado o rojo, existe una increíble variedad de capas en esta raza.

Colores sólidos: negro, rojo; dorado, hígado (chocolate), negro y fuego, hígado y fuego. No se permite el blanco excepto una pequeña cantidad en el pecho.

Particolores: bicolores; Negro y blanco, naranja y blanco, hígado y blanco, limón y blanco. Todos con o sin moteado.

Tricolores: negro, blanco y fuego, hígado, blanco y fuego.

Ruanos: azul ruano, naranja ruano, limón ruano, hígado ruano, azul ruano y fuego, hígado ruano y fuego. Cualquier color o marca diferente de los mencionados arriba es indeseable.

Su tendencia a la obesidad

En general, el Cocker Spaniel Inglés es un perro fuerte y una raza longeva. Eso sí, es importante controlar su peso, especialmente cuando llegan a la edad adulta. El Cocker Spaniel Inglés necesita practicar ejercicio regularmente para mantenerse en forma, ya que además se trata de una raza muy glotona, y esto le hace particularmente tendente a presentar sobrepeso y obesidad . No solo es un excelente perro de familia, sino que además es un magnífico deportista, y es muy frecuente ver perros de esta raza practicando actividades como Agility.

Se debe prestar atención también al conducto auditivo, ya que sus largas orejas dificultan su correcta aireación y la otitis es frecuente en esta raza. Además, tras los paseos (especialmente por el campo), conviene revisarlas en profundidad para detectar espigas o cualquier otro cuerpo extraño en ellas. Requiere cepillados regulares de su pelaje y visitar la peluquería canina para recortarles el pelo cuando sea necesario.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

 

 

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *