¿Le gusta nadar a tu perro? 8 beneficios

La natación es uno de los ejercicios más completos y beneficiosos que puede practicar tu perro, además de ser una actividad muy divertida y refrescante para él. Nadar regularmente tiene numerosas ventajas, desde mejorar su condición física hasta mejorar su confianza, favorecer su relajación y su capacidad de coordinación.

1. Fortalece y tonifica el tono muscular

El agua presenta mayor resistencia que el aire para desplazarse, por tanto el perro deba esforzarse más al nadar de lo que tiene que “trabajar” al caminar o correr. Una musculatura fuerte es además una protección contra las lesiones, importante para perros que practican deportes caninos como Agility, Canicross o Mushing, por ejemplo. Por tanto la natación es un excelente complemento al entrenamiento de estos deportistas de élite, y también para los perros de trabajo en rescate y salvamento.

En la natación, cuyas sesiones de duración e intensidad siempre deben adecuarse al estado y la pericia del perro, se ejercitan todos los músculos de extremidades y tronco, en la ingravidez del medio acuático.

2. Mejora el sistema cardiovascular y respiratorio

Si se practica en baja intensidad – el perro nada de manera constante durante un tiempo – es un excelente ejercicio aeróbico; practicada en alta intensidad, en los momentos de final de carreras o sprints, (que no suele ser caso de los perros) sería un ejercicio anaérobico, intenso en el esfuerzo pero breve en su duración.

3. Promueve la salud osteoarticular

La natación es una actividad muy recomendada para favorecer en general la buena salud del perro, y especialmente en problemas articulares, ya que en el agua no existe el impacto que causa el ejercicio en tierra. La natación ayuda a fortalecer la musculatura del tren trasero en cachorros de razas propensas a la displasia de cadera, con lo cual es el único ejercicio muy recomendable en estas razas antes de completar su desarrollo óseo y articular.

4. Ayuda a perder peso

Un programa de sesiones de natación bien planificado, ayudará a tu perro a perder peso y a quemar grasa,  sin impacto en su sistema osteoarticular.

5. Mejora la coordinación

La natación es un ejercicio completo y sencillo ideal para mejorar los movimientos de los perros, que ganan en coordinación y agilidad con su práctica. Es frecuente observar la torpeza de movimientos de los cachorros en sus primeras incursiones en el agua, que rápidamente adquieren seguridad, equilibrio y confianza con la práctica de este deporte.

6. La hidroterapia: una especialidad rehabilitadora

La rehabilitación y fisioterapia canina son especialidades veterinarias en gran expansión. Gracias a ella, los perros se benefician de las diferentes técnicas que mejoran y alivian sus patologías osteoarticulares y neurológicas.

Una modalidad en auge, y de reconocidas propiedades terapéuticas, es la hidroterapia. Esta utiliza las propiedades físicas del agua para el tratamiento de diferentes procesos. Se puede realizar tanto en piscina, en la que el animal nada ayudado de un chaleco y guiado por el terapeuta, como en la cinta subacuática, donde el perro camina sobre una cinta regulable en velocidad e inclinación, dentro de una pequeña piscina, en la que se varía la cantidad y flujo de agua acorde al efecto deseado.

Son muchos los beneficios e indicaciones de la hidroterapia para perros. Se pueden realizar diferentes ejercicios con el objetivo del tonificar la musculatura o reeducar la marcha en afecciones neurológicas. Entre las condiciones para las cuales resulta útil esta terapia se encuentran la artrosis o problemas de movilidad en animales mayores, rehabilitación de fracturas, recuperación tras cirugías ortopédicas como por ejemplo la de la ruptura del ligamento cruzado craneal de la rodilla, tan frecuente, o la rehabilitación de lesiones neurológicas como la cirugía por hernia de disco intervertebral.

También posee sus contraindicaciones, con lo cual ha de elegirse cuidadosamente a los pacientes, pues es peligroso emplearla en animales cardiópatas, con problemas cervicales, infecciones, úlceras o heridas quirúrgicas. La hidroterapia ha de ser siempre prescrita por un veterinario rehabilitador y realizada bajo supervisión veterinaria.

7.Canaliza la energía: beneficios psíquicos

La natación como forma de terapia del comportamiento es también cada vez más utilizada para ayudar a perros nerviosos, inseguros, tímidos o muy activos ya que les ayudar a relajarse, concentrarse y liberar la energía acumulada mediante la actividad física, combinada con juegos o sencillos ejercicios de obediencia.

8. Seguridad y entrenamiento progresivo

Hay perros que llevan en su ADN su pasión por el agua (como los Labradores Retriever, otras razas “recobradoras”, Terranova o el Perro de Agua Español, entre otros) y a otros que el líquido elemento les resulta más desconcertante en principio. Todos los perros se pueden se pueden beneficiar de un chaleco salvavidas mientras practican este deporte, resulta muy útil en los perros de tamaño pequeño y patas cortas. Al igual que con cualquier programa deportivo, hay que comenzar suavemente y aumentar el nivel y la duración poco a poco, a medida que el perro va aumentando su nivel de forma. Es fundamental que el contacto con el agua sea agradable para él (nunca se debe tirar el perro al agua “a bomba”, solo se consigue que entre en pánico). Al principio puede que solo quiera nadar unos minutos, no pasa nada, le felicitamos y le secamos bien. Si hace sol y calor, le dejamos que corra y se seque al aire libre.

Cuando el perro está cansado, asustado o nervioso no va a adoptar una postura correcta y beneficiosa durante el ejercicio: lo hará en posición vertical, casi de pie, la cabeza recta queriendo salir del agua, el cuello rígido y las patas hacia abajo, sin pedalear. Es bueno que le ayudemos, metiéndonos nosotros con él para que esté confiado o desde el borde de la piscina calmándole y motivándole. Cuando adquiera soltura, podemos empezar a usar juguetes dentro del agua para que nos los traiga, así el ejercicio resulte además divertido y enriquecedor para él.

Jamás le dejaremos solo en la piscina o en el mar, siempre supervisaremos sus zambullidas, aunque el perro sea un nadador experto.

Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu perro.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *