5 pasos que no debes olvidar tras hacer deporte con tu perro

Al igual que nosotros, nuestro perro también necesita enfriarse tras una carrera, trabajo o entrenamiento. ¿Cómo debemos llevar a cabo este proceso?, ¿poco a poco?, ¿enfriando a nuestro perro con agua? Aquí explicamos los 5 puntos básicos para un buen enfriamiento post-entrenamiento.

1-Hidratación: es tan importante llevar agua suficiente para ambos, perro y humano. Antes de dejar que beba es conveniente esperar un tiempo prudencial, hasta que el perro esté relajado y sus constantes vitales se hayan normalizado tras el ejercicio. El agua no debe estar excesivamente fría y hay que controlar la cantidad ingerida. Si bebe demasiado, o muy deprisa, podemos entrar en una situación de riesgo de dilatación-torsión estomacal, con el peligro que conlleva para su vida.

 

2-Enfriamiento gradual: el periodo de enfriamiento es fundamental. Debemos procurar que la actividad física del perro disminuya gradualmente, por ejemplo, haciéndolo trotar y caminar durante varios minutos para permitir que su temperatura corporal y su ritmo cardíaco se normalicen. Psicológicamente también es conveniente para él, pues significa un tránsito de una situación de actividad a una situación de calma.

agility-747770_640

3-Evitar temperaturas altas:si es un día particularmente cálido, es muy importante evitar exponer a nuestro perro a las altas temperaturas. ¿Cómo podemos “enfriarlo”? No es conveniente mojarlo directamente en agua fría o sumergirlo en ella y mucho menos si todavía no ha normalizado su respiración o ritmo cardiaco. Se podría producir una potente vasoconstricción, dado el fuerte contraste entre la temperatura corporal del perro y la del agua que puede inducir un estado de shock.
Si lo consideramos necesario, podemos aliviar el calor refrescando a nuestro perro con una toalla húmeda sobre su cuerpo. También existen chalecos refrigerantes específicos para utilizar a tal efecto.

 

4-Estiramientos: hemos explicado ya, en anteriores entradas, los beneficios del estiramiento activo para los perros tras el ejercicio. No dejaremos pasar más de diez minutos tras cesar la actividad física para realizarlos.

 

5-Masaje: qué mejor manera de terminar una jornada deportiva que con un buen masaje. De esta forma relajamos los músculos, facilitamos una rápida recuperación post-ejercicio y preparamos a nuestro perro para el siguiente entrenamiento.

Siguiendo estos 5 consejos, tendremos a nuestro perro a punto para nuestra siguiente jornada deportiva.

 

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *