3 claves para comunicar con tu perro

3 claves para comunicar con tu perro

Los perros se comunican con el entorno: con las personas y con sus congéneres. Eso lo hacen, no solo con el más evidente signo de expresión que es el ladrido, nuestros compañeros poseen un extenso lenguaje corporal y determinados comportamientos o señales que es preciso identificar y comprender para lograr una relación óptima con ellos y poder mejorar su educación y bienestar. Los perros son también muy sensibles a tus gestos.

1. Obsérvale para reconocer sus gestos: las señales de calma
Nuestro perro exterioriza su ‘estado de ánimo’ mediante gestos faciales y corporales, sonidos y movimientos que, en ocasiones, no acabamos de comprender o malinterpretamos, y esto puede provocar dificultad para hacernos entender.
Algunas de las actitudes más estudiadas son las llamadas ‘señales de calma’, denominadas así por la entrenadora de perros y estudiosa del lenguaje canino Turid Rugaas -conocida también por su labor divulgativa a través de libros tan célebres como “El lenguaje de los perros: las señales de calma” -, http://en.turid-rugaas.no/calming-signals—the-art-of-survival.html algunos de estos gestos también son mencionados por otros especialistas como ‘señales de apaciguamiento’ y los perros los muestran para resolver conflictos. Es como una especie de lenguaje universal a base de códigos corporales que manifiestan (de manera más o menos evidente) en su vida cotidiana. Algunos de ellos son:

  • bostezar
  • lamerse el hocico
  • dar la espalda y/o girar la cabeza
  • quedarse totalmente inmóvil
  • tumbarse panza arriba inmóvil (como una señal de sumisión)
  • andar despacio
  • interponerse
  • sentarse / echarse
  • dar un rodeo
  • mover la cola

3 claves para comunicar con tu perro

2. El contacto social: ¿está jugando o quiere pelearse?
La privación de contacto frecuente con otros perros, llevados por el temor a que le causen algún daño, y la consecuente sobreprotección, impiden su progreso en el desarrollo de su lenguaje corporal, y es que no debemos olvidar que el perro es un animal social por naturaleza.

Si conocemos bien sus gestos, su mirada y sus movimientos podremos distinguir su comportamiento cuando se encuentra con otros congéneres, conocidos o no, y en diferentes situaciones. Os indicamos algunas reacciones que los perros generalmente utilizan para jugar (aunque sea ‘a lo bruto’), teniendo en cuenta que en ocasiones, en perros adultos, si la intensidad del juego es muy alta la cosa se puede complicar…

-Arquearse (patas delanteras en el suelo y grupa levantada) conocido como play bow, una señal clara que invita al juego.

3 claves para comunicar con tu perro

-Dar un ligero toque con la pata en la cara de otro perro, retroceder y volver a hacerlo rápidamente

-Saltar, girar en círculo, hacer una cabriola delante de otro perro, realizar movimientos rápidos como incitando a la emboscada o escondite.

– Revolcarse panza arriba, moviéndose.

3. Nuestros propios gestos: la conexión perfecta
Los perros son extraordinariamente sensibles no tan solo al tono de nuestra voz sino a nuestros más leves gestos corporales y reaccionan a estas ‘pistas’ que les enviamos, sin que a veces seamos conscientes de ello. Por eso es aconsejable que utilicemos estas ‘herramientas’ correctamente.

– Modular la voz: emplea diferentes tonos para dirigirte a él. Suave para los momentos de afecto o elogio y más firme cuando debas corregir su conducta pero jamás le grites, ya que los tonos de voz que delatan ira o enfado solo consiguen crear ansiedad, confusión y temor en él. Los perros consideran que su líder debe ser equilibrado y firme, y perder los nervios es un síntoma de debilidad para ellos.

– Contacto visual: la existencia de este contacto entre tu perro y tú es básica en la comunicación. Según indica un estudio reciente publicado en la revista Science, los investigadores comprobaron “que los lobos no muestran esta respuesta a la mirada humana, ni siquiera cuando han sido criados por seres humanos. De ahí deducen que esta forma tan ‘humana’ de estrechar lazos ha coevolucionado en perros y humanos en el transcurso de la domesticación de los canes”.  

www.abc.es/ciencia/20150417/abci-perros-mirada-oxitocina-201504171601.html

Utilizar las manos: los perros son muy hábiles interpretando las señales que les indicamos con nuestras manos, particularmente si están acostumbrados desde cachorros. El aprendizaje de ejercicios como ‘venir’, ‘sentarse’ o ‘junto’ se puede hacer, con práctica, solamente con gestos de la mano, sin mediar orden verbal.

Suscríbete a nuestro blog


Suscríbete por RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *